Inicio > Nacionales > Otra Herencia del Neoliberalismo en El Salvador: La Violencia y la Delincuencia

Otra Herencia del Neoliberalismo en El Salvador: La Violencia y la Delincuencia


maras_expo

Para avanzar hacia el abordaje del tema de la violencia y la delincuencia debemos referirnos ineludible a la aplicación voraz del modelo neoliberal en nuestro país, no es casual que El Salvador sea uno de los países que aplicó de manera brutal dicho modelo y que paralelamente tenga lo índices de violencia y de delincuencia tan elevados.

Por Carlos Molina.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

La derecha a través de sus medios de difusión se han empecinado en mostrarnos tan solo una cara de un problema tan desbordado como el de la delincuencia, que además deriva en violencia, escondiendo el verdadero origen que hizo que la Sociedad Salvadoreña sufra tan dramáticamente por estos flagelos.

No es un tema de número de agentes policías, tampoco es un tema de sacar o no al ejercito a las calles, de los jueces, del endurecimiento de penas, de reformulación de leyes, o de las escuchas telefónicas.

Para avanzar hacia el abordaje del tema de la violencia y la delincuencia debemos referirnos ineludible a la aplicación voraz del modelo neoliberal en nuestro país, no es casual que El Salvador sea uno de los países que aplicó de manera brutal dicho modelo y que paralelamente tenga lo índices de violencia y de delincuencia tan elevados.

El fenómeno de la migración que se acrecentó luego de la conclusión de la guerra y el inicio de la aplicación de las políticas neoliberales, transformó dramáticamente la estructura familiar y el modelo de familia. Cerca del 30% de la familias salvadoreñas tiene sus parientes en el extranjero, donde hay dos, tres o más miembros de la familia que están fuera, donde las y los hijos crecieron sin un vinculo afectivo y hubo un cambio radical en la practica de los valores, además por el vinculo con sus familiares en el extranjero, se promueve un modelo de vida mucho más consumista del que ya impera en nuestra sociedad.

Otro aspecto importante a tomar en cuenta es la ruptura de la ideología del pueblo, se rompe con un sistema de valores que se practicaba, donde la solidaridad era el centro y se transformó en una ideología donde el mercado es el rey, donde hacer ganancia es el objetivo superior, entonces se va construyendo una sociedad salvaje donde lo que impera es la lógica instrumental, donde el fin justifica los medios, donde el fin es consumir al máximo, y alcanzar esa máxima capacidad de consumir a costa de lo que sea. La cultura neoliberal ha trastocado al ser humano a tal grado que el estatus en la sociedad depende de lo que se consume y el máximo de la felicidad se consigue por el placer del consumir. Entonces, en el El Salvador impera una sociedad hedonista, donde se busca el placer por el placer mismo. Lo peligroso es que las personas vayan teniendo placer al matar, porque el acto de asesinar también se convierte en una mercancía o porque el asesinar a las personas da la posibilidad de contar con una mercancía. El neoliberalismo entonces creo una sociedad en la que las personas creen que valen por lo que consumen.

El neoliberalismo ha creado una sociedad “bañada en sangre”, ya que ha desgarrado la familia salvadoreña, ha cambiado el sistema de valores suplantándolos por valores del mercado, así ha roto el aparato productivo agrícola e industrial, entonces es parte de la política promover la violencia. Los gobiernos desde Alfredo Cristiani han promovido que el fin ultimo de las empresas es generar ganancia y en esa búsqueda de ganancia donde todos tienen que rendirse a ello, hasta la seguridad ciudadana se ha convertido en una mercancía, ese es otro elemento central, así como se practica una agricultura al servicio de las empresas transnacionales, así tenemos una seguridad ciudadana que ya no es una obligación del Estado, sino de las empresas de seguridad privada y que necesita inseguridad, violencia y delincuencia para vender un producto llamado seguridad, de otra forma no hay posibilidades de vender ese producto. Por eso vemos agentes de seguridad privada en las colonias, en el pequeño negocio, en los buses, en los camiones que transportan mercancía.

La solución entonces no es un tema de numero de agentes policiales o del ejercito. La solución comienza a transitar por el desmantelamiento progresivo del neoliberalismo y no se trata sólo del aspecto meramente económico, se trata de su desmantelamiento a nivel cultural, ya que la educación ha estado a su servicio, es parte del juego del mercado, del replanteamiento de la familia y de regresar a una practica de valores donde en centro sea la solidaridad.

En esto hasta las iglesias necesitan una transformación, ya que las mismas iglesias han estado al servicio del neoliberalismo, y han proliferado iglesias que pregonan ese enfoque neoliberal, toda esa teología de la prosperidad, donde sí el feligrés pide un bien material con mucha fe, pues el ser supremo se lo va a conceder, es una forma de convertir la fe en mercancía y al servicio del consumo, con toda esa cultura deberá romperse tajantemente.

El actual gobierno de Mauricio Funes debe entender entonces que el tema de la delincuencia y de la violencia pasa por cambiar el modelo económico, de cambiar la superestructura cultural, social y política que se ha desarrollado desde hace veinte años, de lo contrario los niveles alarmantes que la sociedad salvadoreña exhibe de violencia no dejaran de ser leves descensos estadísticos, y la convulsión social de la sociedad seguirá profundizándose.

Es necesario volver a vivir en comunidad, en solidaridad, en armonía con la naturaleza, donde la vida sea el centro del quehacer de una sociedad, donde las relaciones humanas se rijan por la ayuda mutua, por el compañerismo, por la cooperación y donde las relaciones económicas no estén supeditadas al mayor mal generado por la sociedad capitalista: el mercado.

KAOS EL SALVADOR

banner-letras

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons

About these ads
Categorías:Nacionales
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 126 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: