Inicio > Opinion > La minería y el futuro ambiental y social de El Salvador.

La minería y el futuro ambiental y social de El Salvador.


Por Mario Antonio Luna Rivas.

Observador Juvenil/ABP El Salvador.

En la última década se ha visto un auge dramático en la inversión minera en Centro América, motivado por el aumento de los precios en los metales del mercado mundial. Con la perspectiva de grandes ganancias, transnacionales llegan a la región en búsqueda de oro, plata, níquel, y otros minerales.

Estas empresas incursionan en zonas pobres y vulnerables con promesas de empleo y desarrollo económico. Utilizan consignas, como “La Minería Verde”” y “La Minería Moderna”, para convencer a gobiernos y ciudadanos de los grandes beneficios y de los pocos costos ambientales, sociales y culturales asociados con la minería de hoy. Sin embargo, la experiencia ha mostrado que la tecnología aplicada en la región pone en riego ecosistemas y recursos hídricos contaminando las aguas superficiales y subterráneas con cianuro y metales pesados, y esto más que desarrollo trae una amenaza real a las formas tradicionales de vida.

En términos socio-culturales, la minería ha generado problemas de salud, afectando principalmente a mujeres, niños y niñas. Las empresas mineras han violado los derechos de los pueblos, entrando en sus territorios e iniciando proyectos extractivos sin consulta. A la vez, han despedazado y dividido a comunidades, generando nuevos brotes de conflictos en una región que aun esta sanando de las heridas provocadas durante las décadas de la guerra civil.

Frente a esta realidad comunidades amenazadas por proyectos mineros empiezan a defender su derecho a una vida sostenible y exigen a sus gobiernos priorizar los intereses fundamentales de la ciudadanía sobre intereses fundamentales, de la ciudadanía sobre intereses corporativos de estas empresas transnacionales.

Uno de los problemas mas graves de la minería de metales en países pequeños y pobres como los de Centroamericana, es el daño que genera al medio ambiente. Nuestro planeta esta amenazado por el calentamiento global y un deterioro constante de los recursos esenciales para sostener la vida. En este contexto, el cuidado del medio ambiente es vital.

Todos los países Centroamericanos ya sufren de niveles preocupantes de vulnerabilidad y deterioro ambiental. Entre estos, El Salvador, con la densidad poblacional mas alta del hemisferio occidental, es el mas critico. Tiene solo el 3% de su bosque original intacto. 96% de los ríos y lagos están contaminados y sus mantos acuíferos se profundizan año por año.

Ante todo esto, podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué hacemos y que hacen las autoridades competentes por irradias este desastre ambiental? Pues la verdad, muy poco, por no decir nada. Y es que, la ecología humana exige que toda la sociedad asuma el deber de defender los bienes colectivos que constituyen la cornisa en cuyo interior, solamente, es posible para cada uno conseguir legítimamente los propios fines individuales.

En nuestra sociedad, nuestro país es vulnerable ante tales acontecimientos de deteriorado ambiental, ya que esto afecta a toda la sociedad y el futuro de las sociedades venideras.

¿A quien preocupa estos problemas? La crisis ambiental es uno de los problemas que debe de preocupar a toda la humanidad. Es decir, la crisis ambiental es uno de los problemas más cruciales y decisivos que el género humano debe afrontar y resolver.

Por lo tanto, el futuro ambiental y social de la humanidad y de El Salvador, particularmente debe estar presente siempre en el proceso de desarrollo humano, como la prioridad ante los demás temas sociales y culturales. Ya que nuestra vida futura depende del presente y de las decisiones que hoy tenemos.

Tenemos que luchar por una sociedad que transforme una mentalidad deshumanizada y que busca solamente hacer de la vida humana un “Objeto” de explotación y de enriquecimiento de las estructuras políticas e ideológicas de aquellos que dominan al mundo contemporáneo.

Para muchos lo importante es vivir el hoy, sin pensar en el mañana, en las futuras generaciones de las diferentes sociedades que vengan. Hay que dar soluciones favorables ante los desafíos ambientales que hoy vivimos.

Los que gobiernan en este país deben pensar en proteger el patrimonio ambiental de nuestra patria, en vez de destruir los pocos recursos ecológicos y ambientales que tenemos , hay que presionar al Estado para que tome conciencia de que el desarrollo de una nación, no esta en la construcción de grandes carreteras, edificios, centros comerciales, “residenciales elegantes”, trayendo a las empresas transnacionales? que ofrecen un falso empleo a la población, mas bien el desarrollo esta en crear una economía sustentable, invertir en el proceso de desarrollo personal y social de la nación y del pueblo.

Y es que el subdesarrollo no es una etapa hacia el desarrollo no es una etapa hacia el desarrollo, sino la consecuencia histórica del desarrollo ajeno.

Desarrollo es hacer de la persona humana un ser libre, que busque la verdad, que viva en justicia y equidad, y que promueva la paz como fin del estado.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
Categorías:Opinion
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: