Inicio > Internacionales > No Olvidemos a GAZA.

No Olvidemos a GAZA.


No Olvidemos a  GAZA!

Por Chabad

Observador Juvenil/ABP El Salvador.

El alto el fuego no representa ni la victoria de Israel, ni la paz, pero si la preparación de una nueva agresión de aquí a uno, dos o tres años más… Nuestra responsabilidad radica en aprender del balance de estas tres semanas de sufrimientos. Y sobre todo aprender respecto de: ¿qué hacer para proteger a la gente de Gaza?; para trabajar por una paz verdadera y para elaborar una información más precisa para nuestros conciudadanos. Algunas reflexiones rápidas redactadas en urgencia desde Beirut donde he sido invitado para participar en el Foro Social Mundial en su primera sesión celebrada en el mundo árabe…

1. Israel prosigue un plan a largo plazo

– “Hasta hoy, yo era partidario de Israel al 100%, pero ahora, me pregunto: ¿Qué Estado es este?”
– “Un Estado racista que quiere aumentar su territorio”
– “Sí, ahora, lo veo perfectamente bien”

Este diálogo entre dos padres, oído por un amigo en la puerta de una escuela de Luxemburgo, es típica. La crueldad de la agresión contra Gaza abrió los ojos de numerosas personas. Disparar contra mujeres, niños, hospitales, ambulancias, escuelas, de manera tan repetida, no son “excesos”. Se cometieron algunos hechos similares en 1948, 1967, 1982, 1987-1993, 2000, 2006… En realidad, Israel prosigue la realización de un plan a largo plazo: aumentar su territorio invadiendo Palestina, lo que implica aterrorizar a la población y forzarla a evacuar la región.

Ese era el objetivo real del ataque contra Gaza. Ciertamente, Israel pretendía eliminar a Hamas, pero todos los analistas saben que eso era inalcanzable. Había también un objetivo inmediato y sórdido: evitar una derrota en las elecciones. ¿Cada niño palestino matado le informará de cuántos votos, Sr. el carnicero Barak?

Por supuesto, para persuadir a la opinión pública, el Gobierno israelí pretende estar deseoso de negociar. Pero eliminó cuidadosamente a todos aquellos que estaba dispuesto a negociar con él. Encarceló a perpetuidad Marwan Bargouti, un laico, líder justo y popular del Fatah; encarceló por treinta años Ahmed Sadaat, un laico, secretario-general del Frente Popular de Liberación de Palestina; ahora, pretende eliminar a Hamas. ¿Y después con quién negociará? ¿Con AL Qaeda?

2. Una guerra ” made in USA”

Cada año, Israel recibe cuatro mil millones de dólares de ayuda militar y otras de los Estados Unidos. Más que el conjunto de los países en vías de desarrollo. Aún cuando no haya dejado de violar todas las Resoluciones de la ONU y todas las normas del derecho internacional, y sea condenado por esas razones por casi todos los países del mundo.

¿La razón? Los Estados Unidos siempre han considerado que el Oriente Medio les pertenecía, debido al petróleo. Para monopolizarlo, multiplicaron los chantajes, golpes de Estado e invasiones militares. Mantienen dictaduras salvajes en Arabia Saudí, Kuwait o Egipto pretendiendo al mismo tiempo defender la “democracia” en Oriente Medio.

En realidad, Israel es su portaviones, el “policía del petróleo”. Encargado de ayudar a contrarrestar todo país que quiera ser independiente y utilizar el dinero del petróleo, no para las cajas fuertes de Exxon, sino para el desarrollo de una economía autónoma.

Como lo decía aquí, ayer, el sacerdote belga François Houtart, cofundador del Foro Social Mundial: “Israel forma parte de un proyecto imperial de soberanía del Norte sobre el Sur”.

3. Una guerra de Europa también

Europa pretende aparecer como neutra y “equidistante” entre Israel y los palestinos. ¿«Neutra” entre agresores colonialistas y sus víctimas? Pero en realidad, apoya profundamente a Israel a quien trata como un casi miembro de la Unión Europea, calificando de terrorista el Gobierno palestino democráticamente elegido y proporcionando a Israel millones de euros en armamentos.

Así es de hipócrita, mi país, Bélgica, que pretendió ser humanitario enviando un avión para repatriar niños palestinos heridos, olvidando solamente precisar que ¡habían sido heridos con armas, en particular, belgas!

Además, Sarkozy hizo algo parecido al negociar (¡con una sola de las partes!), exactamente para ganar tiempo y permitir a Israel terminar su sucio trabajo. Su pequeño perro Bernard Kouchner mintió sobre esta masacre, como mintió cada vez que se producía una guerra de Occidente (Irak, Yugoslavia, Afganistán). ¡De ninguna manera neutros, respaldando a Israel!

Detrás de Israel, están sus padrinos: los EE.UU. y la UE. Esta también es una guerra por el petróleo. Es la más larga guerra de Occidente, que dura desde 1948. Es el apoyo al último colonialismo del mundo. ¡Quizá la peor porque se trata de vaciar un territorio de sus habitantes!

En realidad, se está preparando a la opinión pública europea, ella también, tiene la idea que será necesario -quizá un día- hacer la guerra contra “el peligro musulmán”.

4. ¿Medios de comunicación en guerra?

Si los europeos pudieran ver AL Jazeera, habrían estado en la calle a partir del primer día e Israel habría debido detenerse. No me digan que nosotros estamos muy bien informados en Europa y son los árabes los que se equivocan.

Hablen entonces con franceses o belgas de origen árabe: vieron otra guerra no la de ustedes. Vieron la atrocidad de los crímenes, y eso desde el principio. Oyeron las declaraciones de las distintas partes de la resistencia palestina y saben que un acuerdo de paz era posible a condición de ser equilibrado y justo. Ellos conocen la historia que se nos oculta, esa que no se puede decir en ningún telediario europeo o USA: a saber, que el conflicto comenzó cuando Israel expulsó a los palestinos de sus tierras.

¿Entonces, está usted bien o mal informado?

5. ¿Y podemos hacer algo?

En Bruselas, el 11 de enero, se pudo ver un fenómeno asombroso. Los grandes partidos que siempre han sostenido Israel, incluido un partido que mantiene estrechas y “fraternales” relaciones con el partido laborista israelí, estaban con todo en la calle, participando en una manifestación de cincuenta mil de personas para exigir el ¡alto a la agresión!

¿La explicación a este misterio? El “factor AL Jazeera + Internet” principalmente. El factor electoral a continuación. Los Árabes de Bélgica, informados gracias a la cadena qatarí, se movilizaron. Me invitaron a hablar en dos mezquitas, en Bruselas y Lille, tuve la ocasión de sentir su resistencia, y también su voluntad de no seguir siendo marginalizados y pasivos. La opinión de los no inmigrantes también evolucionó bajo la influencia de las informaciones de Internet; el monopolio de información ya no es tan absoluto como antes.

Los grandes partidos (habrá elecciones en junio en Bélgica) debieron sentirlo también. Pues se ha constatado una evolución, en tres fases, en los partidos y también en los medios de comunicación que los siguen:

Fase 1: durante los primeros días, se dice que Israel tiene “el derecho a defenderse”.

Fase 2: cuando la crueldad de la ofensiva israelí no puede ya ocultarse, se critica Israel por su “respuesta desproporcionada” (lo que disculpa aún la agresión).

Fase 3: cuando la opinión pública se revuelca delante del horror, se llega a condenar los crímenes.

Solamente en palabras… Nada de actos, ni sanciones, no hay suspensión de los increíbles privilegios concedidos a los que cometen estos crímenes, que no son suspendidos. Eso muestra el impacto de una información verdadera, y sobre todo el impacto de una población, incluso minoritaria al principio, que se moviliza. Nos muestra, también, que es posible ir más lejos.

¿Bajo qué condiciones?

6. La acción no puede venir sino que desde abajo: ¡boicoteo!

La solución no puede venir desde la cúpula, ya que nuestras multinacionales y nuestros Gobiernos apostaron sobre Israel y la alianza con los EE.UU.

Me encuentro con mucha gente que quiere hacer algo. Entre las distintas propuestas, pienso que el boicoteo es una acción accesible a todos, bastante fácil de practicar, en una campaña de larga duración y que hará mal a la billetera, por lo tanto al nervio de la guerra.

La máquina de guerra israelí cuesta cara, es financiada por las rentas de las frutas, verduras, flores y otros productos que Israel vende, en particular, en Europa en los supermercados.

En mi juventud, participé en la campaña de boicoteo que forzó a los racistas blancos de Sudáfrica a renunciar al apartheid y a la opresión de los Negros. Este método de acción es eficaz, pero lo es más aún si se organiza colectivamente. 1. Con Comités por país y Comités locales de acción a la base. 2. No dispersando los esfuerzos, pero concentrándose sobre algunos productos (israelíes, o incluso de sus cómplices USA y europeos) a determinar juntos. 3. Todo esto acompañado de un trabajo regular de información a la población, de manera concreta, pedagógica y paciente. Eso puede se organizar agrupando todas las buenas voluntades en los barrios, y también las escuelas, las empresas, las asociaciones, por todas partes. Lo ideal sería comenzar con una llamada de personalidades y movimientos…

7. Necesitamos la unidad

En Beirut, donde me encuentro, he conversado -durante tres días- con decenas de personas venidas de numerosos países de la región. Hombres, mujeres, jóvenes, menos jóvenes, creyentes o laicos. Y, ya sé que me lo preguntarán, sí, con mujeres con velo; y yo les puedo garantizar que yo no sentí diferencia en cuanto al compromiso, la reflexión o la independencia de espíritu. Una dama marroquí velada vino a buscarme después de una exposición, y hablamos. Un poco más tarde, me entrevisté con su marido, un parlamentario marroquí que me dice: “Ahí esta mi esposa, o más bien, yo soy su marido, ¡fui yo quién la acompañe!” Pues ella, como muchos otros y otras, desbordaba en ideas y actividades.

Tregua a las bromas, es la hora para Europa de salir de los tópicos y prejuicios. Todos mis interlocutores, aquí, estaban choqueados por la timidez de la izquierda europea ante los crímenes de Israel. Y para mi fue muy difícil explicarlo.

El tiempo me falta ahora, antes de nuevos encuentros. Pero será necesario volver de nuevo sobre esta curiosa “izquierda” quién, para la mayoría, no se mueve lo necesario para poner fin al último colonialismo. Esta izquierda que se impaciente mucho de una posible subida del antisemitismo,  pero que no reacciona ante la subida real de una islamofobia completamente paranoica lanzada por Bush y que estigmatiza a nuestros conciudadanos inmigrados.

¿Esta izquierda no debería salir de su torre de marfil y de sus complejos de superioridad? ¿No debería tomar distancias de sus medios de comunicación y sus dirigentes para ir al encuentro de los pueblos del Sur? ¿Preguntarse por qué, en Oriente Medio, y también en América Latina, África, Asia, están todos contra Israel? ¿Intentar comprender mejor las razones de esta cólera que invade al Sur? Y antes de dar lecciones de democracia al mundo entero, nosotros los europeos  preguntarnos ¿qué podemos aprender de estos pueblos del Sur?

Todo ha sido muy rápido, son sólo algunas reflexiones que someto a ustedes… Pido a cada una y cada uno asumir sus responsabilidades, allí donde está y según sus medios. ¡No olviden a Gaza! Tendrán necesidad de ayuda humanitaria inmediata. Pero sobre todo, para evitar la vuelta de las bombas, tendrán la necesidad de una información verdadera. ¡No olvidemos a Gaza!

Por Michel Collon

stickerprueba

base_blog_uls

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Categorías:Internacionales
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: