Inicio > Opinion > Tres crónicas y al camino

Tres crónicas y al camino


CRONICAS DE GUERRA

Por Nora Mendez.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Las tomé prestadas, de voces hermanas de la infancia o la casualidad que no existe; maestros que crecieron desde lejos tocando un bajo velita orquesta o venaditas frágiles audaces:

Historias del PCS: Una crónica de viaje cuenta que allá iban el caudillo Sandino y su secretario Farabundo Martí a las tierras veracruzanas ricas en sales y peces. Iban cargando los diarios de Sandino para entregarlos a los masones. De ese viaje se dice tomó Sandino el aire suficiente para tomar tres decisiones: cambiar la bandera rojinegra por una bandera arcoiris, nombrar a Farabundo representante del Partido Comunista mexicano en Nicaragua y matarlo más adelante. Farabundo sobrevivió y tuvo que haber escrito eso y más al regreso a El Salvador. ¿Dónde están los escritos de Farabundo, sus fotos, alguna pertenencia? ¿Qué hizo el Partido Comunista Salvadoreño con ello? Interrogantes.

Historias de las FPL: Otra crónica de la nueva tradición oral salvadoreña, cuenta que Marcial y Anamaría eran buenos compañeros. Que los marcialistas lloraron a Anamaría y los melidistas lloraron a Marcial. Que ambos son espíritus que al menos ese pecado de odiarse no deben. Que ya venía una convención en octubre del mismo año 83 en donde la organización guerrillera más poderosa se dividiría, pero oscuros intereses o el destino dispuso otra cosa. Marcial llevaba dos maletas a Libia, una para viajar y otra para volver a las montañas salvadoreñas, no más vida a lo Nica. Pero matan a Anamaría y vuelve a Nicaragua. Se dice que el juicio que se llevó a cabo en Managua demostró que Marcial nunca participó del asesinato de Mélida y que fue Marcelo, un hombre de apellido Basaglia, que sobrevive a toda la tragedia. Anamaría vivía en un sector privado, rodeada de altos dirigentes guerrilleros latinoamericanos, así que las inteligencias debieron estar enteradas del acto que la dejó con más de 180 puñaladas. Quien me relata dice que hubo personas a las que yo conozco pero no cita, que dijeron que hasta poquitas fueron. Cuánto horror me digo y no basta? Cuando se repatriaron los restos de Marcial a El Salvador, muchos de sus amigos fueron a enterrarle por segunda vez pero fue como la primera. Mi relator dice que esa noche lloró y cuando su esposa le preguntó qué le pasaba dijo: – Me acabo de enterar que se murió Marcial. Asi tuvieron que llorar parientes y amistades de Anamaría, cuyo crímen debe ser verguenza de la humanidad entera.

Historias del ERP: Caer presa por el enemigo es una cosa terrible, me dice la gaviota, pero caer presa por tus mismos compañeros es tan doloroso como perder la vida. Me tuvieron encerrada llamándome loca, burlándose de mi a toda hora. Nos amenazaron de muerte, todo por la avaricia, para quedarse con lo que juntos construimos con el pueblo.

stickerprueba

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Categorías:Opinion
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: