Inicio > Nacionales, Opinion > Las aguas negras de Con Cultura

Las aguas negras de Con Cultura


image-transport-insolite3Por Nora Mendez.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Como dijeran antaño los revolucionarios de cafetín, “no hay que beber de las aguas negras del imperialismo, alias la Coca Cola”, pienso que ahora no debemos beber de las aguas negras de Con Cultura. Como una cloaca que fue destapada por un segundo, queda la saga de discusiones y debates sobre el destino de esa institución en el gobierno del cambio, los que todavía sufren la resaca parecieran no rescatar la luz que de todo aquello ha quedado, o será que son más fuertes las voces del resentimiento personalizado? Veamos.

Por un lado continuamos leyendo escritos como los del periodista Néstor Martínez, que con sus publicaciones en Co Latino tiene un espacio potencial para posicionar sus puntos de vista. Sucede que pese a que Martínez es artista, periodista cultural, ecologista y así lo declara con sus varias publicaciones, insiste en que no se necesita un Ministerio de Cultura, pueden creer que un artista diga eso? Y no conforme con eso, realiza fallidos intentos al tratar de definir o no sabemos si enredar definiciones como cultura, arte y artes.

Por otro lado están las declaraciones de Rafael Mendoza, el viejo, que al igual que Martínez, critica al Foro de Intelectuales, acusándolos de haber trabajado por obtener cargos en el Ejecutivo, mientras y a su vez, defiende a la actual Presidenta de Concultura que obviamente también trabajó a su manera por un cargo. Además, Mendoza acusa al Foro de llevar a un candidato -José Roberto Cea- que no sabe de administración, mientras reconoce que desconoce el currículum de Cuenca. En medio de todas estas acusaciones, Mendoza el Viejo, antes acusó a Cea -vía cruce de correos que fueron circulados en internet- de no tener la solvencia revolucionaria suficiente y -veladamente- de promover el grupo del Foro de Intelectuales de E.S. para quejarse en una época en que la izquierda está en el gobierno y de haber callado en las administraciones de ARENA. Sin embargo y a pesar nuevamente, Mendoza también ha venido a protagonizar en estos momentos y no se escuchó su voz en épocas de la derecha, a no ser poéticamente. Y no puedo obviar lo más importante, y es que ningún movimiento artístico debe obediencia a los gobiernos, parece que Mendoza lo está sugiriendo y rindiendo pleitesía a las nuevas autoridades de Con Cultura.

Asimismo se conoce un artículo titulado “Nadie sabe para quien trabaja” del escritor y miembro del Foro de Intelectuales de E.S. y de la Mesa Cultural del FMLN, Miguel Angel Chinchilla. Artículo -a mi juicio- deplorable en el que Chinchilla no sólo confiesa su molestia por haber realizado un trabajo de ideas para el nuevo gobierno sino que además hace señalamientos personales sobre la nueva titular que caen en el machismo. Con su perorata machista bufonesca insostenible frente al raciocinio, Chinchilla nos contagia de preguntas estériles que se van contra él mismo y su ámbito personal y de empleado gubernamental por eternidades. Es mejor olvidarnos de él porque no hace bien a nadie. Zape, zape!

De igual manera, se conoce a nivel de rumor que Roberto Quezada, músico que protagonizó la Mesa Cultural del FMLN por unos meses, este domingo 12 de julio entregará -según palabras que citan quienes han sido invitados e invitadas- dicha mesa porque debe dedicarse a su profesión y familia. Otro hecho lamentable, pues el trabajo pro cultural no debería tener tiempos ceñidos a los electorales únicamente, así como tampoco debería tener dueño o dueños, ni entregarse como se entrega un local para el comercio. Yo espero que la Mesa de Cultura tome un rumbo permanente de elaboración de pensamiento e incidencia, así como El Foro de Intelectuales de El Salvador, que ya prepara un segundo o tercer congreso.

También están los que llevan y traen agua para molinos de otros que se ven amenazados por los cambios, aquellos que desean deslegitimar una lucha auténtica de los hacedores de cultura y artistas con pantomimas de análisis a lo revista Tú mexicana, cuestionando la artisticidad por la falta de “éxito al estilo Hollywood” o la mediatez, auspiciada – en los casos que defienden- por administraciones de la misma Con Cultura y medios de comunicación de derecha con quienes muchos artistas guardan relación para no ser censurados y obtener promoción. Esta clase de actores en la discusión cultural es la más nefasta, porque se esconden en el anonimato de sus vidas y promueven a personajes oscuros a los que deben favores, muchas veces ligados con política y en otros, con publicaciones y “premios” que otorgan los mismos medios de comunicación de derecha. Estos pequeños y nefastos actores, tratan de aliviar las personales revanchas de ciertos personajes ligados con la antigua administración cultural orgánicamente incluso en la campaña política; personajes que continúan con su inflado ego herido ante revelaciones y el derecho de defensa propia que ejerciera desde mi blog frente a su campaña de difamaciones y chambres. Defensa que secundara mi compañero de vida, ante los ataques desmedidos machistas de dichas personas. Pero la verdad no tiene remedio y creo que esa espina la cargarán durante toda su vida y estos ataques vía terceros o ellos mismos, no cesarán mientras vivan. Mala suerte para ellos que se hacen mala sangre y buena suerte para mí porque limpian mi karma, enviándome así bendiciones en mi vida diaria. Muchas gracias.

Hay otras y otros, nuestras hermanas y hermanos mayores, que ahora son parte del Ejecutivo y quienes ven en las discusiones de artistas, berrinches pasajeros y se mofan quizás sin intención de nuestras preocupaciones pero es por la misma falta de visión que como país aún padecemos sobre el tema cultural y sus repercusiones extraordinarias en todos los ámbitos de la vida. Esas hermanas y hermanos necesitan que hagamos como decía el Ché que bien que dijo un montón de cosas valiosas: no debemos descansar de explicarles, de hablarles hasta que entiendan. Y es que debe ser así, porque el país necesita que quienes están ahora en los puestos de poder Ejecutivo, Lesgislativo y en el Partido en el poder, entiendan que la cultura no es un acto mal montado y de relleno para sus veladas, si no todo lo contrario, es el primer paso que se debe dar hacia el futuro, si queremos tener futuro digno y promisorio.

Están otros hermanos mayores, como Paul Fortis, que opina que la elección del titular se volvió en una jauría de oportunistas que no participaron en la campaña política como él y otros compañeros artistas que se vinculan con el FMLN, pero el planteamiento de Fortis también es interesado y peyorativo, porque no se trata de tener puestos en el gobierno por haber sudado camisetas partidarias sino por tener méritos para los cargos a los que se aspira, méritos que pasan por sudar camisetas de conocimiento sobre nuestro arte y cultura, camisas sudadas de un compromiso país que es mucho más serio y duradero que el estampado con el rostro de un personaje de la pasada campaña. Asimismo no se puede juzgar a otros por pretender lo que uno desea pero no se atreve a proponer. Si Fortis opinaba que él u otra persona de su estima era más idóneo/a que los otros candidatos, bien habría estado que manejara su propia candidatura, eso es más válido que acusar a otros por hacer campaña cuando él mismo elogia a las personas por las que hizo campaña durante meses y ahora son Vicepresidente y Presidente de la República. No debe haber doble moral en los discursos, igual derecho tienen todos y todas de autopostularse o ser postulados para cargos públicos; mejor es decir no me gustan las y los candidatos a decir que tal o cual no deben ser candidatas o candidatos.

No faltan las voces de los comentaristas y colaboradores de Contrapunto, como Ricardo Aguilar que se enredan en lo mismo que critican y vuelven a atacar al Foro de Intelectuales (los han victimizado ellos mismos!) con términos peyorativo político como el ser de la “tendencia dinosauria”. Y leyendo lo que dice Aguilar, recordando su voracidad económica disfrazada de patrimonialismo, uno se pregunta si quien habla no es un dinosaurio de las malas prácticas que se achacan a las aguas negras de Con Cultura. Pero con este tipo de gente no se insiste porque luego luego te sacan el “no oigo no oigo soy de palo tengo orejas de pescado”, pero si les revisaran sus expedientes les apuesto que “mató tunco tu tata y le tuviste miedo”.

Qué podemos sacar de todo esto? Se me ocurren algunas conclusiones:

a) Que los personalismos apasionados nunca son buenos. Desconozco el origen de la disputa entre Cea y Mendoza, a los dos respeto y guardo cariño profundo, por lo cual sugeriría que se tomaran un café en el Bella Nápoles y si bien no acaban abrazándose, al menos habrán dilucidado personalmente sus diferencias y acaben -fundamentalmente Mendoza- dándose cuenta que a nada lleva la destrucción por sí misma.

b) Que para trabajar por la cultura se necesita amor y desapego de las cosas materiales. Suena a cristianismo pero no es paja. Porque no puede supeditarse el trabajo cultural a la obtención de plazas o reconocimiento, debe haber voluntad real y amor hacia el arte y la cultura, eso hace que los esfuerzos perduren y no se queden en meros pleitos por plazas.

c) Que mal haríamos en satanizar el deseo de superación o incidencia política de nuestros artistas. Por qué va a ser malo que los artistas quieran cargos públicos, por qué está mal en Cea y no en otros? Esas son bayuncadas y prejuicios. Todas y todos los ciudadanos están en su derecho de optar a cargos públicos y demostrar que los merecen.

d) Que no debe caer en la tentación (seguimos con la misa dominical) de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestra, porque acusar a otros de debilidad revolucionaria y otras hierbas sólo lleva a que afloren historias de terceros, porque nadie está exento de errores. Para mí, todos los artistas somos revolucionarios, en la medida de nuestras visiones y realizaciones como tales. Es hora de abandonar los juicios partidarios que ni siquiera los partidos están haciendo. O queremos seguir el ejemplo del buen soldado arenero, Federico Hernández Aguilar? Nada de pedigrees partidarios para los artistas, esas son circunstancias del ser humano que nos habita pero no requisito indispensable para la dignidad o la vida misma. Salvando diferencias con aquellos que siendo artistas tienen sus intereses personales en la política, como modo de vida, antes que en su propio arte y han caído en los vicios de la cultura oficial (misma que defienden) en donde todo se compra o vende por dinero.

e) Que ya es hora de ir aclarando el panorama, porque no es posible que existan ideas cavernarias que se atrevan a cuestionar si es necesario o no elevar a la Cultura como un aspecto importante de la vida nacional o que se pregunte para qué un Ministerio de Cultura, pretendiendo además ser artistas. Palo a los cabezones.

f) Debemos superar el momento de la discusión sobre la elección del titular, para cargar los dados no en favor de uno u otro -ya que todos teníamos apreciaciones personales que son válidas y nadie debe hacerse el inocente- y cargarlos en favor del modelo de cultura que apoyamos. Eso es lo que cuenta: los cambios que deseamos impulsar y la madurez para aceptar que nos tocará hacerlo con quien mande en términos gubernamentales y administrativos. Una poeta muy querida me decía la semana pasada que el consuelo que ella tiene es que “nadie puede ser peor que Federico” y yo agrego que no puede existir corrupción, estupidez y partidarismo más grande que los de la trilogía Saca- ARENA- Federico Hernández. Pero igual, toco madera, porque uno puede equivocarse.

g) Los que todavía andan resentidos porque los del Foro se dicen intelectuales, ya dejen las niñerías. Les voy a contar algo que me dijo una escritora que goza de consenso, Matilde Elena López. Ella con su lucidez característica me impelía hace unos cuantos años a no cejar en mi labor de exponer ideas en público, ideas sobre el quehacer cultural. Matilde me decía que el poeta es el intelectual por excelencia, porque es una conciencia que no viene del Yo singular sino del Yo superior, ese Dios desperdigado que somos todos, el Yo colectivo; y que era por ello mismo que se atacaba tanto a los poetas, de viciosos, mala paga, desordenados -me explicaba- porque los intereses poderosos no quieren que esa conciencia que señala, sea tomada en serio. Por eso, me recalcaba Matilde, quieren acabar con el poeta como analista, como merecedor de cargos públicos, como persona respetable como ha sido hasta los años sesentas. Así que basándonos en las sabias palabras de la Doctora López, yo los convido a todos y todas artistas, a sentirnos intelectuales, a exigirnos como intelectuales, a no malinterpretar lo de intelectuales, a no jugar con lo de intelectuales y a sentir intelectuales a todos y todas nuestras/os colegas.

j) Los que dicen defender a Breny Cuenca, en el periódico u órgano informativo presidencial Contrapunto, ahora que ella es titular y tiene su empleo fijo por 5 años con prestaciones y todo, bien harían en callarse pues mucho ayuda el que no estorba. Pareciera que tanta insistencia por un lado en atacar al Foro de Intelectuales y por otro, en defender a Cuenca, sólo recuerda la amarga historia que tiene con los pies hinchados al Ejecutivo y es la reunión del Princess en donde el ganador fue José Roberto Cea y eso, como decía la publicidad de Toyota hasta hace pocos años, “nadie lo discute”. Mejor harían en callarse -repito- y dejar de recordar al público asistente el vergonzoso punto de partida de la Nueva Secretaría de Cultura. Además no creo que Cuenca necesite que la defiendan y para colmo de males de una forma tan mala, ella puede hacerlo mejor, estoy segurísima.

Las aguas negras de Con Cultura hay que dejarlas correr. Lo importante es retomar la luz que ha caído sobre esa cloaca para ver todo lo malo que hay en el ente administrador de recursos para cultura y arte que por años ha sido visto como una bodega de activos inservibles, un sitio idóneo para hacer negocios desde la cultura oficial que deja flaca a la cultura popular, un sitio donde el arte mismo se ha visto de menos y degenerado. Y que de esa luz, muchos nos hemos organizado: antes, durante o después de la discusión, con lo que ahora la cultura y el arte cuentan con más interesados para hacerla cambiar, nacer, crecer y multiplicarse. No hay que preguntarnos para quien trabajamos, porque trabajamos para la cultura, con todo y aquello que algunos de los que han entrado en la discusión han vivido por años de su trabajo en el gobierno, lo cual podría ser una ironía.

Las aguas negras de Con Cultura deben correr y ceder al agua limpia. Al menos este viernes me enteré que los cambios ya comienzan a verse en términos de despidos de personas que fueron cómplices de una administración corrupta, politizada y nefasta para el arte y la cultura. Por algo se empieza, al menos por lo más obvio, pero en la medida que sigamos trabajando, denunciando, proponiendo, empujando, más cambios pueden ser logrados, por nosotros, las y los interesados, no en cargos, sino en el arte y la cultura que es lo único que puede salvarnos. Tanto el Foro de Intelectuales de El Salvador, como la Mesa de Cultura del FMLN, como los colegas de teatro, los jóvenes de la JAC, los solitarios, los que recién nos buscamos y organizamos, así como todas las organizaciones que existan y se me olvide nombrar o desconozca cabemos en un esfuerzo nacional por rescatar nuestra cultura y exigir a las nuevas autoridades que sentimos nuestras, que nos ayuden y cumplan con las demandas del pueblo. Amén y no pueden irse en paz a menos que trabajen sin descanso por rescatar del consumismo todavía oficial a nuestra cultura.

Puertas de Nora

Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
Categorías:Nacionales, Opinion
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: