Inicio > Nacionales > Un diálogo político.

Un diálogo político.


Por Dagoberto Gutierrez.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Son dos personas sentadas en un banco del parque San José, cerca del antiguo cine Vieytez. Son las 9 de la mañana de un día sábado del mes de agosto: uno es Diógenes Mendoza y el otro, Teófilo Salinas. Los dos son vendedores de CD en el centro de San Salvador y están esperando, bajo los árboles, parte de su mercancía; mientras tanto platican, de lo que todo mundo sabe platicar: la situación del país.

– Mirá  Teófilo, y como ves vos esta cosa, para dónde crees que va esta vaina?

– Pues hablando en oro, Diogen, no se ve que vaya para ningún lado, pero eso sí, la situación no parece pintar buena para los pobres; y más bien creo que esta situación perra nos va a obligar a hacer cosas que ni nos imaginamos.

– Bueno, y entonces, y qué pasó con el tal Mauricio? Te acordás que dijo que se iba a guiar por Monseñor Romero, pero parece que el Monseñor le queda grande, porque siempre que lo oigo hablar, lo veo nerviosón, y además, lo he mirado más empleitado con la gente de abajo, con sus ministros y con los de su partido, que con los de arriba.

– Esa es la jodida, Diogen, porque si el presidente es el que manda, y si no se sabe bien con quien está el presidente, se puede saber con quien no está, porque eso es lo que él está diciendo y haciendo. Fijate, varón, que hasta ahora no ha tenido ningún encontronazo con los señorones, ni encontroncito, pero si ha tenido varios con los de a pie. Si no, mirá si quiso recibir a  los campesinos de la presa de El Chaparral, que vinieron de lejos, desde San Antonio El Mosco, te imaginás?

– Humm! Eso parece estar peludo, porque un mentado Niki Salume dijo que ni Dios impediría esa presa, y Mauricio apoyó eso; entonces, para dónde va esta cosa?

– Mirá, Diogen, hay unas pláticas en casa presidencial con el Doctor Alex, porque parece que es el único con capacidad para hablar con la gente de verdad, y hace días que vienen platicando. Dicen que comen pupusas y les dan chibola para bajar las pupusas, y que el Alex tiene una gran capacidad de oír, pero nadie sabe si también para escuchar.

– Y por qué  decís eso vos, Teófilo?

– Es que hay un chunche en todo esto, Diogen. Es que estos de casa presidencial son como intermediarios. Y esto es difícil de entenderlo, pero poniéndole coco, me huele que es algo así como estar parado en medio de los ricos y de los pobres: los pobres que no tenemos nada y los ricos que tienen todo.

– Mirá, Teófilo, pero si la cosa fuera así, estamos perdidos. Porque si el gobierno no está con los pobres, a fuerza tiene que estar con los ricos, y yo creo que de eso trata ese consejo económico social, en donde la gente del pueblo se va a sentar con los dueños del país a negociar la política económica.

– Humm! Eso me huele a pata chuca, o a calcetín no lavado. Hay que abrir los ojos, Diogen, y abrírselos a la gente, porque esos del gobierno, o los tienen demasiado abiertos o demasiado cerrados. Y como no hay peor ciego que el que no quiere ver, mejor pelemos nosotros las pepas. Porque este gobierno no está negociando con el pueblo sino que están en platiquitas, pero sin ningún compromiso. Y los de casa presidencial se llenan la boca diciendo que están dialogando con el pueblo, pero no se comprometen a nada, y entonces, el pueblo le está apostando a nada.

– Mirá  como son las cosas, Teófilo, porque siempre que habla Mauricio es para echar fuego contra la gente suya y del gobierno no se sabe nada, ni lo bueno ni lo malo; aunque lo malo si lo destacan los otros. Pareciera que tienen miedo de ser gobierno de la gente o no saben cómo, o a lo mejor tampoco quieren serlo.

– Mirá, Diogen, y que has sabido vos de la Radio Nacional y del Canal 10, porque parece que estos no los necesitan, a lo mejor no quieren defenderse, o quizá no pueden. En fin, esta vaina está peliaguda porque la resaca viene fuerte.

– Y entonces, qué harías vos?
– Mirá, Diogen,, como estamos en un lío, porque si este gobierno sale güero y no sirve para la gente, ARENA va a ganar las próximas elecciones, aunque el gobierno trabaje para los ricos. Y entonces, yo lo que haría es apoyarlo pero condicionándolo, y no darle un cheque en blanco, diciéndole las cosas cara a cara, pública y privadamente; pero luego, yo aprendería a hablar desde donde le duele a la gente, sin depender del gobierno.

Y mirá que también yo le sacaría punta al lápiz criticón, diciendo lo bueno y también lo malo. En fin, tratando de enseñarles a estos de casa presidencial cómo se hace para negociar con nosotros y no solo con los otros. Eso es lo que yo haría para empezar.

– Púchica, Teófilo, le pusiste coco al final, y eso me gusta de vos, que sos puntudo. Y hablando de punta, mirá que ahí viene El Tamagás con nuestra mercancía. Levantemos el diálogo y mulus…….

jac-dali

tr-org-che

Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Categorías:Nacionales
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: