Inicio > Opinion > “Yo de Lido no me olvido”: cultura, publicidad e historia

“Yo de Lido no me olvido”: cultura, publicidad e historia


Por Nora Mendez.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

3722878977_5148c3c556

Pan Lido es una de las marcas de pan nacional que han pasado ya a la historia y de la mano de muchas generaciones. Pan Lido fue fundada en los años 50 y en pocos años logró ubicarse en las preferencias gastronómicas de los salvadoreños.  Lido es famosa por su repostería, cakes redondos, pan de caja y pan dulce embolsado, como los pichardines, alemana y la galletas con betún blanco, así como una galletas morenitas y dulcitas de la cuales nunca supe el nombre, pero que sabían rico en los recreos y con gaseosa.  También eran famosos sus “suspiros”, infaltables en los cumpleaños para adornar el sorbete o acompañar la horchata. Se imaginan que antes los niños tomábamos horchata en los cumpleños y chocolate con tamal de azúcar en las primeras comuniones? Ahora nuestros niños toman gaseosa o algún refresco artificial como Gatorade o Delipop. El cake Lido era en los años 60 y 70 un clásico de las piñatas y todos ansiábamos obtener una rosita de turrón en el pedazo de pastel. Luego vinieron otras marcas y fue Elsy`s Cakes quien llenó el vacío que dejara Pan Lido cuando cerró su fábrica por conflictos obrero-patronales, previos a la guerra civil, al parecer los dueños previeron una huelga y cerraron antes de enfrentarse a los trabajadores y sus demandas.

Yo conocí la fábrica Lido cuanto tenía 9 años; en ese entonces y dentro de los planes de Educación que imagino fueron producto de las Reformas Educativas de Walter Béneke -copias de un modelo brasileño (sic/mc)- , a los alumnos de primaria nos llevaban a conocer las fábricas más importantes del país, para tener un contacto directo con los procesos productivos e industrializados, no si para ser Gerentes u obreros; mas para nuestro caso particular, esa suerte de industrialización que por la guerra y por las guerras internas de la oligarquía, quedó truncada, las empresas que en ese entonces visitamos tardaron muy poco en cerrar o en caer en ventas, a excepción de La Constancia, que imagino cruzó los linderos de la guerra con la venta de aquellas cervezas que eran equivalentes a las Coca Cola Litro y de nombre Regia, aunque se me hace que algo más hicieron para no quebrar como las otras empresas.

En esa visita escolar, además de Pan Lido, visitamos La Constancia, La Cascada e Hispasa, esta última era una fábrica papelera en la que por cierto, había un árbol de hule que fue víctima de nuestra curiosidad de niñas científicas pues le robamos varias hojas con la tonta creencia que de ahí salía el pegamento marca Resistol, pero las hojas sólo se marchitaron en nuestras casas ya que nunca logramos sacar pegamento de ellas. En la Cascada y la Constancia lo más interesante fue el olor desagradable y dulzón que despedía la fábrica. Muchas salimos mareadas y con vómito. Yo no comprendía por qué olía tan mal un lugar de donde salía la gasesosa más rica del mundo, La Manzanita, que dejó de circular a mediados de los 70 para pesar de muchos y muchas.

En ese entonces la publicidad comenzó a cobrar auge y presencia en la vida de los salvadoreños que teníamos o mirábamos televisión. Antes de eso y en época en que el Pan Lido se fundó, la reina de la comunicación masiva era la radio y fue así que slogans como YO DE LIDO NO ME OLVIDO quedaron grabados en la mente de generaciones completas, por su efectividad y mensaje directo. Cada vez que uno oía o repetia aquella frase, reiteraba lo que la marca deseaba, es decir, no olvidarla; además que rimaba y era de fàcil recordación. Ignoro quién fue el inventor o inventora, pero es una joya de la publicidad nacional.

La tele nos trajo otras marcas e idea de publicidad, con la imagen real que penetra con más facilidad aún y sobre todo en aquellos tiempos de antes en marcas habían pocas, prácticamente sólo existía una marca por producto o muy poca competencia; cómo olvidar los anuncios de la sonrisa Frescapil o el del shampoo Herbal Essence totalmente animado en la vieja escuela de cuadros sucesivos en donde una Venus de Boticelli sumergida hasta los hombros, lavaba su anaranjada cabellera con pajaritos saltándole de un lado a otro en el pelo.

Fue hasta hace unos años que Pan Lido volvió a la carga y lo hizo con un anuncio animado, en donde un muñequito muy parecido  a Woody de Toy`s Story juega en medio de un parque que recuerda a los turrones duros y colores pasteles de la marca Lido. Por cierto que no sabemos si el nombre Lido viene dado por ese querer reproducir el estilo de la repostería francesa de lujo o fue tomado de la Playa Veneciana o del reconocido Cabaret y restaurant Lido, también francés.

Como sea su propietario sí era salvadoreño, un señor de apellido Molina y cuya familia si mal no recuerdo,  sufrió un secuestro “polìtico”.

Es una lástima que anuncios como los de Lido no se encuentren disponibles en Youtube pues forman parte de una historia colectiva que se vuelve importante en nuestras condiciones geográficas, puesto somos un país repartido por el mundo. Otro anuncio que no encuentro y algunos de ustedes recordarán, es de Kolashampan, EL SABOR DE EL SALVADOR,  y que presentaba una cascada natural con el fondo de una canción interpretada por una mujer con voz de contralto que decía “Quién no ama el lugar, la tierra natal y donde ha nacido, terruño de amor El Salvador, donde yo vivo…”. Si analizamos el jingle sabremos que aquello es una estampa que no sólo se vio interrumpida ya casi por más de 40 años, entre guerras y violencia de pandillas, sino que es además una gran verdad en términos de personales infancias que fueron felices en medio de pobrezas, riquezas, amores, desamores, inclusión y exclusión. La pobreza no pudo interrumpir en algunos casos esa felicidad y belleza; la guerra, sí; la migración, sí; la pandilla, sí. El slogan de Kolashampan es creación de Leonardo Heredia.

Como sea, Pan Lido volvió a nuestras mentes y se posicionó de un sector nostálgico, tanto dentro como fuera de las fronteras patrias, y ahora podemos volver a disfrutarlo en pequeñas cafeterías ubicadas en varios sitios del país. El pan Lido, su turrones fuertes, artesanales y sencillos, son parte de la cultura urbana que recién se construye y redescubre. Lo mejor de este pan tan salvadoreño es que sobrevive en climas cálidos aún sin refrigerarse; usted puede llevar un cake Lido al mar -por ejemplo- y pasar dos o tres días comiéndolo sin que pierda su forma y sabor.


Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Categorías:Opinion Etiquetas: , , ,
  1. gg
    noviembre 27, 2009 a las 11:12 pm

    Yo de lido no me olvido son unos grandes pasteles y su incomparable sabor es simplemente delicioso

  2. Letty
    febrero 3, 2010 a las 2:18 pm

    Muy linda nota Nora. Realmente me remonte a mi niñez a esa epoca en que eran un bocadillo especial las rosquillas de Lido.

  3. jose roberto
    abril 7, 2010 a las 1:28 pm

    DOÑA NORA, UNA OBSERVACION EN SU EDITORIAL DE CAKES LIDO, UD. DICE QUE PAN LIDO FUE FUNDAD EN LOS AÑOS 50’S PERO DEJEME INFORMARLE QUE PAN LIDO FUE FUNDADO EN EL AÑO DE 1944, A LA VEZ EN ESE AÑO FUE FUNDADO EL PAN VICTORIAS, ERAN LOS GIGANTES DE AQUELLA EPOCA, PERO LIDO NO TENIA RIVALES, PUES SE HA MANTENIDO HASTA EL DIA DE HOY, EN CAMBIO LA OTRA PANADERIA CERRO SUS VENTAS. ESPERO HABER INFORMADO. HASTA PRONTO

  4. Roberto
    mayo 26, 2010 a las 1:17 pm

    Buenas tardes
    Este dia pase por un cake que mi esposa encargo el dia de ayer,cuando se lo entregue y lo vio me dijo Huyyyy que que chiquito es. El tamaño que ella vio era mas grande,si quieren rectificar la orden es la #96788 25 de Mayo 2010 pago $15.90 y mide a lo largo 7 1/2 pulgadas ,
    Mi pregunta así es el tamaño, o se equivocaron????
    Atentamente
    El Cliente con orden #96788

  5. julio 29, 2010 a las 3:40 pm

    Necesito comprar unso pichardines para una amiga que ha venido del Canada. No se si me podrian ayudar en donde los puedo encontrar.

    Gracias
    Soraya

  6. Guillermo
    octubre 9, 2010 a las 9:00 pm

    Loa pichardines se encuentran en cualquier tienda Lido, quizás la más conocida es la que está pegado al Café de Don Pedro, sobre la Alameda Rooselvet. Hay otras en varios centros comerciales. Sugiero ver el sitio de Lido en la red.

    Por cierto yo también vivo en Canadá y cuando voy a El Salvador o va algún familiar, siempre me hago de un paquete de pichardines de Lido. Su jalea con sabor natural y acaramelada, no tiene comparación.

    Guillermo

  7. Karla de Menjívar
    enero 6, 2011 a las 2:41 pm

    Buen dia, quisiera saber a que correo puedo enviar información para poner nuestros servicios de rotulación a sus órdenes.
    Quedo en espera de sus comentarios.Gracias

  8. susana de Rivas
    febrero 3, 2011 a las 1:23 pm

    Hola solo queria saber si es cierto que van a cerrar??? no puede ser los cumpleaños tienen sentido por sus pasteles si no no seria una celebracion,,,,, son la mejor pasteleria del mundo!!!!! por favor diganme que no es cierto!!! y si no porque ya estan cerradas algunas tiendas?? porque ya no hay pasteles en las pocas tiendas que estan abiertas!!!! por favor desmientan ese rumor

  9. leiry
    febrero 8, 2011 a las 1:49 pm

    que linda esta la publicacion..!!
    recuerdos de nuestro pais que son unicos

  10. Eduardo Mendizabal
    febrero 21, 2011 a las 8:48 pm

    El creador del slogan publicitario hace ya 40 años (Yo de lido no me olvido) fué Don Hugo Mendizabal de Publicidad OPIC pionero de la publicidad Salvadoreña.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: