Inicio > Nacionales, Opinion > La Ciguanaba, nuestra femme fatale

La Ciguanaba, nuestra femme fatale


Por Nora Mendez.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

ciguanaba1Escribiendo sigo sobre San Salvador y ciertos personajes que en ella habitan, para completar un libro dedicado a esta ciudad y que he ido haciendo, rehaciendo en un tiempo de dos años. Son infaltables sus personajes femeninos y dentro de esos personajes a veces pienso reconocer a nuestra más famosa leyenda, La Ciguanaba. Sin embargo y debo ser sincera, todavía no la encuentro. La Ciguanaba es nuestra femme fatale, vampiresa, comehombres, loba, diva y loca más bella, a la cual quizás yo sólo podría imaginar reencarnada en la imagen de la poetisa Lilian Serpas, que según Roberto Bolaño devoró en México y a sexo puro al Ché Guevara en un baño público mientras sucedía la masacre de Tlatelolco. Cuántas veces habrá recordado el Ché a la Serpas, con escalofríos, deseo y quizás hasta culpa? Luego de Lilian, todas mis candidatas quedan pequeñas en la horma de la Ciguanaba.

Cuando niña, mi abuela me contaba de las parrandas de mi abuelo, fumador, jugador y pata de chucho, que alguna vez llegara temblando y con calentura, luego de haber montado en su caballo a la mera Ciguanaba. No puedo ahora decir si aquello era un reinvención de mi abuela o si era verdad, pero tal parece que mi abuelo se encontró con este personaje en varias de sus borracheras y correrías. La Ciguanaba o Ziguanaba o Siguanaba, fue según nuestras leyendas una bella mujer que pecó y fue castigada por los dioses amerindios. Los pecados de la Ciguanaba fueron la vanidad, la vagancia y la infidelidad -esto varia más o menos según las versiones, aunque ninguna explicita su infidelidad- ante lo cual el Dios Tlaloc le da un castigo que por siglos se les ha dado a las mujeres fatales: quedarse solas, sin hijos ni marido, y perder su juventud, ese tesoro sobredimensionado en la identidad de las mujeres.

La Ciguanaba sin embargo es condenada a seguir pecando, en una especie de acto de venganza contra los hombres que la castigaron. Ella se hace pasar por doncella y es por unos instantes una mujer bella de nuevo, hasta que se transforma en una mujer cadavérica, uñuda y de pechos caídos hasta el suelo. Otras leyendas la sitúan en los ríos, donde se golpea contra las piedras como el agua. La Ciguanaba es nuestra gran femme fatale, la mujer que ama y odia a los hombres a la vez, la mujer insaciable y desdichada, porque su belleza es momentánea y su fin es asustar a los  “hombres necios que acusais a la mujer sin razón sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpais”.

Si la Ciguanaba viviera en nuestros tiempos cómo sería? Qué mujeres asustan ahora a los hombres? Enfrentaría por su comportamiento señalamientos sociales, demandas de patria potestad y cuota alimenticia. Tendría un auto, una casa y recogería a su hijo cada viernes para amarlo por cuatro días y luego compartirlo otros tres con el padre. Migraría a los EE UU y se prostituyera en Tijuana? sería miembra de una banda de narcotraficantes, secuestradora express o extirpadora de órganos en el Hospital Rosales. Estudiante Universitaria, maquilera, pediatra, diputada, psicóloga, bloguera. Su vida y castigo serían otros, como el feminicidio? Qué nuevas leyes condenarían a la Ciguanaba y su belleza despiadada? Estaría afiliada a las Dignas, IMU, CEMUJER o las Mélidas? Habría tenido un hijo con Mauricio Funes o ayudado a cruzar a caballo hasta a Honduras a Mel Zelaya? Con la carne de los hombres que elimina haría una franquicia de hamburguesas o pupusas? En cuanto termine el libro les aviso.

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

  1. José Mario Olmedo Baratta
    septiembre 27, 2009 a las 10:33 am

    Muy interesante su artículo, está en concordancia con lo que me contaron de chiquito sólo que yo siempre había escrito el nombre de otra forma: Sihuanaba o Sihuehuet. Tal vez pueda investigar más al respecto.
    Saludos.
    José Mario Olmedo Baratta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: