Inicio > Nacionales, Opinion > Perspectiva ante la nueva Asamblea Legislativa

Perspectiva ante la nueva Asamblea Legislativa


mpjs se toma asamblea PEQUEÑOPor  Ilirio Montoya.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Cada tres años hay elecciones legislativas para renovar lo que se conoce como el primer Órgano de Estado. Pero la madrugada del pasado sábado 31 de octubre esa realidad político-electoral cambió de modalidad, ya que no fue necesario que transcurrieran los 3 años de ley y en consecuencia no hubo necesidad de un evento electoral para que se configurara una nueva Asamblea Legislativa. Este fenómeno político se dio porque 12 diputados de Arena tomaron la decisión de abandonar esa formación política en evidente decadencia. 20 años de cruel neoliberalismo bastaron para que el pueblo –no siendo de izquierda- se abocara a votar el pasado 15 de marzo por una fórmula y programa de izquierda.

De tal suerte que esos 12 diputados conformaron un movimiento político de nombre Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), y cuyo primer acto jurídico fue modificar en legal forma el Protocolo de entendimiento en el seno de la Asamblea Legislativa, dando como resultado que dos de esos diputados subieran de la llanura hacia la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa. Pero fue necesario sacrificar a dos diputados de Arena, quienes volvieron a los curules de la llanura, y lo más grave es que también se sacrificó a la blanca paloma de Rodolfo Parker, quien hasta ahora sigue lamentándose y llorando por no seguir teniendo los inmerecidos privilegios de ser miembro de Junta Directiva. La conformación de GANA ha generado un drástico cambio en la correlación de fuerzas de la Asamblea Legislativa; y a todas luces se vislumbra que el FMLN es el más beneficiado de toda esa épica transición político-legislativa. El pueblo esto lo ha visto con cierto entusiasmo porque el Frente ahora sí tiene la llave del cambio. Ya no tendrá que arrodillársele al Presidente Mauricio Funes ni a la bancada de Arena para la aprobación de leyes, decretos, o la implementación de programas de izquierdas, sino que ahora el Presidente ha de tener que negociar con ese partido que lo llevó al poder y del cual se “desmarcó” a pocos días de pasadas las elecciones presidenciales. Por su parte Arena no tiene la llave ni el requerido valor aritmético para negociar con ellos; en otras palabras, ya no podrá extorsionar políticamente hablando al partido de gobierno.

Todo esto indudablemente es un gran reto que ahora tiene el FMLN de demostrar que ya no será un partido más del sistema; es decir, deberá comenzar por promover leyes que beneficien a los campesinos y a la clase trabajadora. Debe de demostrar también que no será más el partido socialdemócrata que por ahora es. En otras palabras, tiene que reivindicarse con el pueblo, en honor a esos miles y miles de combatientes que ofrendaron sus vidas por construir un El Salvador diferente. La memoria de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, la de los sacerdotes jesuitas y sus domésticas, y tantos otros que murieron por nuestros derechos pisoteados por las hordas de la dictadura militar-oligárquica, no deben quedar en el olvido. Este 11 de noviembre se celebra un aniversario más de esa gran “Ofensiva hasta el tope”, ojalá y no sea una simple celebración donde el descorche del vino y el champan, ni los banquetes en los hoteles y restaurantes de renombre en la capital no hagan olvidar la memoria de estos mártires.

Definitivamente, el FMLN ya no tendrá más pretextos para no promover leyes a favor de las grandes mayorías. Se le ha abierto con la nueva conformación de la Asamblea Legislativa un abanico de oportunidades. Puede negociar con GANA, con el PCN o con ambos a la vez, y relegar al partido Arena, porque con esos 20 pírricos diputados no tienen ni la mínima posibilidad de maniobrar y menos de negociar la aprobación de cualquier ley en beneficio del pueblo. Es el momento preciso en toda la historia política salvadoreña de emprender el tránsito de la democracia representativa hacia la democracia participativa, ya que en esta última es el pueblo quien verdaderamente decide los senderos por los que ha de recorrer su vida política, así como ocurre en Venezuela, Bolivia y Ecuador. En caso contrario, se correrá el peligro de que el Frente se convierta en un PSOE salvadoreño, en donde impere una Siciliana alternancia con un posible Partido Popular al estilo salvadoreño como sucede en España. Es decir, que el FMLN se alterne en el poder con otro partido de derecha en un futuro.

La incertidumbre y disyuntiva que ahora sin la menor duda atravesará el Frente, es que el pueblo espera que efectivamente haya cambios a favor de sus intereses, pero existe la probabilidad, históricamente hablando, de que en el seno direccional del FMLN se vaya configurando poco a poco la nueva oligarquía farabundista. Es el riesgo que también se corre y hay que estar atentos ante un fenómeno de ese tipo. No hay que olvidar que Roman Abramovich, presidente del club de futbol inglés Chelsea, formó parte de la Juventud Comunista de Rusia, siendo adoptado a temprana edad por su tío paterno, un magnate del gas y petróleo en la Siberia oriental rusa, y después se unió al club de Yeltsin para convertirse en uno de los nuevos ricos de Rusia, amasando ahora una gran fortuna. Lo que quiero dar a entender, es que la corrupción no es un mal que hay que adjudicárselo solamente a personas de derecha, sino que la gente de “izquierda” está expuesta también a realizar prácticas antiéticas, porque es una cuestión antropológica y psicológica inmanente al ser humano.

De ahí la urgente necesidad que el FMLN sea conducido por personas que en verdad sean genuinos revolucionarios y socialistas que no estén desconectados del pueblo, lo cual se presagia como algo difícil . Por ello es que me atrevo a verter una opinión de esa naturaleza, porque la historia es una vieja señora que hay que escucharla todo el tiempo en tanto que es sabia. Nosotros, los de la Nueva Izquierda, seamos comunistas libertarios o anarquistas, en muchas ocasiones no somos del agrado de un sector del Frente, porque simplemente somos espectadores del show de la política salvadoreña, y en la medida de lo posible generamos opinión y con ello nos convertimos en sujetos revolucionarios que pregonan un cambio de sistema y atentos a los fenómenos políticos del país. Creemos que en el FMLN sí quedan todavía -aunque demasiado pocos- verdaderos revolucionarios, siendo ellos los responsables de darle un cambio de palanca a esa formación política, todo en beneficio de los campesinos y de la clase trabajadora ahora que se tiene la certera posibilidad de efectuar los cambios con la nueva conformación de la correlación de fuerzas en la Asamblea Legislativa.

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: