Inicio > Nacionales, Opinion > Una tormenta de nombre “Gobierno del Cambio”

Una tormenta de nombre “Gobierno del Cambio”


Por Carlos Molina.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Un problema grande para el nuevo gobierno es diferenciarse de lo que pregonó el presidente previo a su candidatura y lo que hace ahora frente al ejecutivo. Encarnizado y asiduo para interpelar a los gobiernos de ARENA, que siempre hicieron sus anchas.

Ahora que hay un nuevo gobierno, lo mínimo que habría que esperar a 6 meses de iniciado el “Gobierno del Cambio”, son precisamente eso, cambios. La realidad es muy distinta, cuesta encontrar cambios en este gobierno.
Si había algo que Mauricio Funes sabía hacer era aprovechar esos momentos de debilidad en las gestiones areneras, frente a estos temas de la vulnerabilidad, para evidenciar que esas gestiones gubernamentales eran nefastas y que no hacían nada para disminuir las desgracias en el país, y que en todas las ocasiones sirvió para intereses particulares.

Pero el “Gobierno del Cambio”, es el gobierno del continuismo. La tragedia de 5 horas de lluvias continuas dejó claro, que no hay cambios y que aquella blasfemia de decir que se gobernaría para los pobres inspirados en Monseñor Romero, es una autentica falacia. No se puede creer que la inspiración del salvadoreño más digno se desdibuje tanto, con un gobierno que trabaja rápidamente para el gran capital y que en esa medida afecta a las grandes mayorías

Después de esta tragedia las cosas en el gobierno no cambian, hasta la capacidad de gestión internacional en torno a la crisis ha sido paupérrima, se debió de endeudar por enésima vez para poder salir adelante. ARENA dejó al gobierno en banca rota y aquí no hay responsables, la corrupción de esos funcionarios más parece el premio de consuelo por haber perdido el ejecutivo, no hay nadie tras las rejas, como un día lo planteara nuestro ahora presidente. La pregunta es ¿dónde está el cambio?. Presidente no vemos la diferencia.

Esperemos que al menos hayan aprendido la lección, y veamos cambios en el gobierno, que al fin de todo se deberá de diferenciar en cuestiones más sustanciales de las administraciones anteriores, no pensará vender como cambio que colocan información de los gastos en los sitios web de los ministerios, como algo trascendental, o el haber abierto relaciones con Cuba, que son importantes, pero eran parte de la normalidad con las que se debe abordar a ese país tan desarrollado científicamente.

Si ya estamos claros de que este gobierno es de continuidad de las políticas neoliberales, es necesario quitarse las mascaras. Porque en los temas trascendentales como las represas, sabemos de qué lado está, así también estamos claros de que seremos los pobres los que pagaremos más impuestos con la nueva reforma.

Puestas así las cosas, esta tormenta que produjo tanta tragedia para El Salvador y que demostró que no hay cambios en el nuevo gobierno, es un preámbulo de una tormenta mucho más larga que será lidiar otros 5 años más con el neoliberalismo a flor de piel.

Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: