Inicio > Internacionales, Opinion > En Haití: La Ayuda Que No Ayuda

En Haití: La Ayuda Que No Ayuda


Por Iván Escobar.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Tristemente el año lo arrancamos con muerte y destrucción, en uno de los países más pobres del mundo, como es Haití que en la última semana sufrió un potente terremoto que dejó miles de muertos, desaparecidos y una destrucción inmensa.

Pero mayor tristeza me causa irónicamente, la ayuda internacional que se volcó de parte de países amigos con el país caribeño, dejando en claro al final que en ocasiones la mucha ayuda no ayuda, valga la redundancia.

Y no lo digo en forma despectiva, por el contrario creo que la reacción de la comunidad internacional fue la más rápida en comparación con otras tragedias, de hecho en menos de 24 horas del terremoto de 7.3 grados en la escala de Ritcher, llegaron al país más pobre del continente, rescatistas, tropas, toneladas de alimentos, medicinas y agua, etc. Que en pocas horas saturaron el pequeño aeropuerto de la isla, proveniente de distintas partes del mundo.

Todo esto ha revelado que por mucho que se ayude si no hay una coordinación no se garantiza ningún tipo de ayuda para los miles de damnificados. Hasta hace una semana Haití tenía más de 80% de su población en condiciones de pobreza. El terremoto del martes pasado sin duda acabó con muchas vidas, con la poca infraestructura de esta isla y aumentó las precarias condiciones de vida de miles de familias.

Los reportes de agencias de prensa internacional y medios de comunicación, han dejado en claro la falta de organización en la recepción y reparto de la ayuda, donde ni las autoridades locales ni los países donantes han mostrado eficacia.

La muestra más eficiente ha sido la desesperación y masivo saqueo de las donaciones, por parte de haitianos. Me ha preocupado una foto de portada en un matutino salvadoreño, el pasado fin de semana, en el cual se ve a un hombre haitiano fusil en mano “contra una muchedumbre mientras él y sus compañeros se disponen a saquear una tienda en Puerto Principe”, destaca el pie de foto. La escena es indignante, y repito se refleja la falta de coordinación para atender la emergencia, después del terremoto.

El mismo presidente de Haití, René Preval, ha expresado esto en los últimos días, un reporte de la agencia AFP, lo destacó el pasado fin de semana: “Necesitamos ayuda internacional, pero el problema es la coordinación”, según esas declaraciones, la situación es más que grave.

El pequeño aeropuerto de Haití, en cuestión de horas quedó saturado por toneladas de ayuda que ahora no se garantiza que pueda llegar a los más necesitados. Más de 30 naciones han llevado ayuda, al empobrecido país caribeño, muchos de sus habitantes a casi una semana de la tragedia luchan por sobrevivir y tener un poco de esa ayuda.

Las cifras son escalofriantes, ya se prevé la muerte de más de 100 mil personas y se estima la desaparición de 40 mil personas que han quedado sepultados bajo los escombros.

Dos lecciones desde mi punto de vista dejan esta nueva tragedia al mundo: uno que la vulnerabilidad ante la naturaleza cada vez es mayor, y la pobreza es un arma en contra de la prevención. Eso lo hemos visto en esta nación del Tercer mundo, y en El Salvador también lo hemos pagado caro.

Y segundo que no basta con designar toneladas de ayuda a una nación pobre, por parte de los pueblos del mundo, sino se tiene antes una coordinación para garantizar que esa ayuda llegue a las familias necesitadas, es decir los miles de damnificados.

Una vez más, así como los terremotos, huracanes u otro fenómeno natural, y ahora producto directo del Cambio Climático tantas tragedias que pueden llegar de la noche a la mañana a nuestras naciones, este terremoto en Haití nuevamente nos envía señales de alerta de cómo debe de reaccionarse ante este tipo de emergencias o desastres naturales. Por ahora el mundo lamentablemente ha demostrado que puede reaccionar pronto, pero no hay ninguna garantía que las ayudas permitan responder a las necesidades de la gente. Una lección más.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: