Inicio > Entrevistas, Internacionales > Hay una ofensiva militarista de Estados Unidos contra América Latina

Hay una ofensiva militarista de Estados Unidos contra América Latina


Por James Petras.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Entrevista en CX36 :: El principal asesor económico de Obama declaró en Davos que en EE.UU. 1 de cada 5 obreros está sin trabajo, pero la productividad y las ganancias crecen.

Comentarios para CX36 Radio Centenario desde California, Estados Unidos, del sociólogo norteamericano Prof. James Petras. Martes 2 de febrero de 2010. www.radio36.com.uy

Hernán: Petras, aprovechemos el tiempo que tenemos para actualizar la realidad. La agenda sigue marcada con todo lo que sigue pasando en Haití y ahora además de la presencia militar estadounidense masiva, se ha dado este episodio con supuestos misioneros que se querían llevar niños haitianos.

Petras: Sí, es una práctica común de estas organizaciones religiosas, mafiosas, que bajo el pretexto de ayuda humanitaria raptan a los niños o los consiguen bajo pretextos falsos y después los venden a personas sin hijos por 20 ó 30 mil dólares. Es un gran negocio. Segundo, a veces los tratan mal e incluso hay casos de tráfico de niños para pornografía, también otra forma de explotación.

Hemos visto muchas experiencias en Panamá, en Colombia y otros lados, donde llevan niños de las casas de huérfanos bajo pretextos falsos y hay oficiales gubernamentales involucrados. En el caso de Haití ahora hay miles de niños sin parientes y a algunas de estas instituciones que meten mano supuestamente bajo una falla técnica los arrestaron. Pero es algo más profundo y espero que haya alguna investigación de todas estas redes humanitarias, supuestas organizaciones no gubernamentales que están ayudando, que podrían estar involucradas en una red de tráfico de niños.

Hernán: Se habla de la dificultad del gobierno haitiano para manejar esto porque pertenecen a organizaciones que están entregando mucho dinero tras el terremoto.

Petras: Sí, algunas organizaciones manejan mucho dinero. Como mencionamos la semana pasada, el dinero no llega al pueblo; pasa por las organizaciones internacionales, las ONG y otras organizaciones con grandes salarios, muchos vehículos 4×4 y después termina en que apenas un centavo de cada dólar entra para ayudar a los pobres, el 1%. Son las cifras que hemos recibido de que en los diferentes niveles de tratamiento administrativo al final de cuentas son apenas gotas que van dirigidas al pueblo. Todavía hay más de un millón de personas que ni siquiera tienen una carpa

Hernán: Y todo esto en medio del refuerzo militar por parte de Estados Unidos que se sigue reforzando y extendiendo.

Petras: Pero hay que poner este problema de militarización de Haití en un marco más generalizado. Quiero enumerar lo que es el contexto: primero tenemos la militarización de Colombia con las siete bases; tenemos el fortalecimiento militar en Honduras con el golpe de estado; tenemos el fortalecimiento de las bases aéreas en Curazao violando el espacio aéreo de Venezuela; tenemos una renovación de campaña golpista en Venezuela, una campaña virulenta utilizando estudiantes privilegiados como fuerza de choque y últimamente tenemos grandes provocaciones contra China. La última, la venta de seis mil millones de armas a Taiwán, junto con la propaganda sobre el separatismo y ahora la preparación de la visita de Dalai Lama del Tíbet, que es otro separatista. Junto con eso, las denuncias que Clinton ha hecho de China por la posición negociadora con Irán, donde Estados Unidos está preparando una acción armada.

Juntamos todo eso ¿y qué decimos?: hay una ofensiva militarista de Estados Unidos contra América Latina, Venezuela, Honduras; hay una ofensiva militar en el Medio Oriente fortaleciendo a Israel, con aumento de tropas en Afganistán; tenemos ahora las confrontaciones y provocaciones contra China… Juntamos eso y debemos subrayar que hay una onda militarista de Obama, particularmente en el presupuesto que frente a la crisis aumentó 3,5 por ciento el gasto militar superando en 70 mil millones de dólares el presupuesto militar. Ese es el hecho trascendente en este momento en la política norteamericana.

Hernán: ¿Eso de alguna manera lo ayuda a reactivar internamente la economía a Obama?

Petras: Bueno, la reactivación de la economía tiene un enfoque que debemos enfatizar. Es decir, las ganancias en el sector manufacturero están creciendo en una forma importante a partir de la alta tasa de explotación, lo que los economistas peones del capital llaman aquí “la productividad”, en Estados Unidos creció seis por ciento, casi un récord. Y este aumento de productividad significa que hay menos obreros porque la tasa de desocupación oficial ahora es del 20 %, lo que quiere decir que uno de cada cinco hombres entre 20 y 55 años no tiene trabajo.

Son cifras de Summers, el asesor económico principal de Obama ayer en Davos. Declaró que hay uno de cada cinco sin trabajo pero la productividad crece. Con menos obreros aumenta la productividad y la tasa de ganancias de este trimestre está en camino a ser récord. ¡Récord!

Según The Financial Times de hoy, las anticipaciones de ganancias entre enero y fin de marzo van a ser un récord histórico. Esa es la realidad. Cuando hablamos de crisis, la crisis es de los trabajadores, los desocupados, los que forman la gran reserva que presionan sobre las ganancias.

Aquí en California hay una huelga, la más grande en las minas. Y los capitalistas simplemente reemplazan a los mineros. Fueron buscando rompehuelgas, y queda así para bajar los salarios y aumentar la productividad y a partir de eso superar las tasas de ganancias normales. Esa es la función de la crisis. La crisis genera mano de obra desocupada como una presión sobre los salarios y los que están con trabajo tienen que intensificar su producción para mantener el trabajo.

Hernán: Obama ha hecho gala por lo menos a nivel de discurso de tomar medidas para reducir las ganancias de los altos banqueros y de los principales beneficiados del sistema financiero. ¿Cuánto de eso puede ser cierto?

Petras: Eso es simplemente simbólico, es una declaración porque estas medidas todavía no han entrado al Congreso y los congresistas reciben muchas subvenciones de los banqueros y Obama sabe eso; sabe que su propio partido recibió más dinero del sector de Wall Streeet que los republicanos. Esas son palabras muertas, simple retórica como válvula de escape para el pueblo que está enojado con las enormes ganancias.

Mira, las ganancias por el año pasado superaron los 180 mil millones de dólares para cuatro empresas en Wall Street. 180 mil millones de ganancias y eso se va a repartir porque el 80 % de eso va hacia los directorios e incluso los inversionistas reciben el menor de los ingresos. Eso significa que el discurso de Obama, en el mejor de los casos, va a tocar un 10 por ciento de esta súper ganancia. Pueda ser que consiga entre 10 y 20 mil millones de estos 180 mil millones y eso es una cosa ínfima frente a lo que están cosechando los grandes sectores financieros ahora.

Hernán: Petras, antes de terminar, le pido un comentario sobre Afganistán donde Estados Unidos parece jugarse además de la opción militar a librar una estrategia de cooptación o de comprar a alguna parte de los talibanes.

Petras: Cada día recibimos noticias de que algún colaborador de Estados Unidos, que supuestamente es algún intérprete, un funcionario, dispara contra su superior. Es completamente no confiable. Pueden pagarle a algunos dirigentes de tribus y supuestamente comprar la lealtad, pero al final de cuentas toman el dinero y después siguen en la oposición. La mayoría de las armas de los talibanes vienen de lo que compran a los soldados afganos que reciben las armas de los Estados Unidos.

Es que no es simple comprar conciencias porque allá la gente se siente ofendida por la intervención norteamericana, tanto por la violación de sus tradiciones de comunidad, religión, normas de vida, etc. Yo creo que esta táctica de comprar conciencias no funciona en un contexto de ocupación tan terrible, donde cada día tiran bombas sobre aldeas y otros lugares donde vive la gente común. Yo creo que esta táctica no va a tener ni el mínimo éxito. Solamente es una táctica para tratar de conseguir apoyo gubernamental, más dinero para el Pentágono, diciendo que van a repartir este dinero como parte de una política ideológica. Pero hemos visto en los últimos años que esta táctica no puede conseguir los resultados que esperan.

Hernán: Petras, para cerrar, le comentamos que aquí en nuestro país el presidente electo José Mujica, acompañado por Danilo Astori, se apresta a protagonizar un almuerzo con unos mil empresarios de todo el mundo. De transnacionales, multinacionales y algunas empresas uruguayas en el hotel más famoso del balneario de Punta del Este, el hotel de la cadena Conrad, donde lo que se va a recaudar por ese almuerzo va a ser para un hospital de Maldonado. Parece que la flor y nata se va a hacer presente en este almuerzo donde Mujica una vez más plantea que va a buscar las famosas inversiones necesarias para dar trabajo. Además se está cerrando todo el episodio de disputas internas en el Frente Amplio por las candidaturas a las intendencias, donde fue desplazado en su aspiración a ser candidato el socialista Daniel Martínez que fue Ministro de industria de Tabaré Vázquez. Finalmente por acuerdo del grupo de Mujica, el MPP y el Partido Comunista se ha elegido a una dirigente del PC, Ana Olivera que iba a ser Ministra de desarrollo social. Esto ha desatado una pequeña crisis interna en las disputas por los candidatos. En eso anda el partido de gobierno.

Petras: Bueno, estos almuerzos son un pequeño costo que los empresarios van a pagar por las millonarias concesiones y exoneraciones de impuestos que van a recibir. Por cada dólar que van a gastar por un bife para el hospital, van a recibir cien billetes en exoneraciones y subvenciones para las exportaciones. Ese pequeño precio, es caridad, y el hecho de que tengan que buscar la caridad para construir un hospital es un pobre comentario sobre la falta de una política pública orientada hacia el mejoramiento del sistema de salud.

Eso es un gran salto del Siglo XIX, incluso en los primeros años de ese siglo, donde los grandes latifundistas construyeron pequeñas clínicas para los peones y como en esa época no tenían políticas nacionales públicas el pueblo dependía de la caridad de los ricos. Pasado el tiempo, con baches se introduce todo el sistema de salud pública financiado por el gobierno para que la gente no dependa de la buena voluntad de los ricos, y podían sentir con mucho orgullo que dependían solamente de la iniciativa pública. Entonces Mujica está en la onda del Siglo XIX con este sistema de caridad y sumisión a los grandes ricos de nuestra época.

Hernán: ¿Y en cuanto a estas disputas internas?

Petras: Bueno, eso es así siempre, es la única lucha. Han dejado la lucha de clases, han dejado la lucha ideológica así que ahora lo que queda es la lucha por los puestos, para repartir entre los activistas algún puestito, algún favor, etc.

Es una lucha de las máquinas de los partidos para ubicar a algunos de su gente en algún empleo público, algún nombramiento de asistente, asesor o lo que sea. Como no pueden satisfacer a las clases populares, tratan de satisfacer a los integrantes de las máquinas partidarias para mantener este proceso político que existe actualmente.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: