Inicio > Articulo Especial, Nacionales, Opinion, Reportaje > ¿Jonathan desató la ola de violencia?

¿Jonathan desató la ola de violencia?


Por Iván Escobar.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Sin dudas las imágenes de violencia en el país cada día son peores. Y los hechos continúan dejando dolor en las humildes familias, mientras se continúa buscando la fórmula de combate a uno de los flagelos que más muerte ha causado en El Salvador, en los últimos años como es la delincuencia.

Hechos como el crimen a sangre fría que cometiera Jonathan, un adolescente de 17 años, que mató a Carlos un estudiante del INFRAMEN el viernes pasado, ha indignado a toda la sociedad salvadoreña.

Sin embargo, el hecho no es el primero y es lo que quisiera que se profundizara, por parte de la prensa salvadoreña. Además hasta hoy escasamente conocemos el perfil del Jonathan. Nadie nos ha dicho que era de él hasta antes del viernes 12 de marzo, escasamente sabemos que era un estudiante con record negativo en el INTI, que es menor de edad –y que muchos desean que fuera mayor para que todo el peso de la Ley le caiga encima-, etc.

Es decir, nos han presentado los medios de comunicación como siempre lo hace lastimosamente el efecto directo de un problema, pero poco nos están hablando de las causas de un problema que tiene raíces diversas y profundas. Muchos dirán que ya vengo a defender al agresor, pero las causas es bueno conocerlas para entender porque pasan muchas situaciones.

Y no vengo a defender a nadie. Tajantemente puedo decir y como periodista tengo derecho a tener dudas y formular cuestionamientos, porque las cosas no pasan así por así. Jonathan, es un asesino eso no lo podemos negar, al menos las imágenes hablan por sí solas y sobretodo por que cometió un delito.

Toda la sociedad le ha condenado ya. Pero también hay que ser claros, que la violencia es un fenómeno que ha venido creciendo día tras día, y las leyes con las cuales se juzga a los “menores infractores” hoy, fueron aprobadas en gran parte por muchos que ahora alzan las voces en contra de las autoridades y se rasgan las vestiduras.

No vengo tampoco a defender a las autoridades, ya que ellos tienen su responsabilidad y no me voy a meter en ello. Pero necesitamos como sociedad, conocer las realidades en donde crecen nuestros jóvenes, para entenderlos y poder ayudarles.

Sino un ejemplo, si a diario transitamos a pie por el centro de San Salvador, fácilmente nos damos cuenta de la vulnerabilidad en que se encuentran niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Que crecen en medio de la pobreza, la miseria, los insultos, las agresiones físicas o verbales, las acciones negativas de los adultos, y todo modelo que absorben en la vía pública, y que se repite diariamente. Convirtiéndose en un entorno real y único en el cual crecer.

Cómo vamos a decirle a nuestros jóvenes que no sean violentos, si la mayoría de ellos crece en el seno de hogares destruidos, presos de la violencia, alejados de la escuela, y en medio de la violencia social, familia, económica y de todo tipo. A caso tenemos derecho los adultos a cuestionar a nuestros jóvenes, cuando somos nosotros muchas veces quienes les alimentamos con sentimientos de odio, envida y ambición.

No obstante, ahora sólo se dice el agresor debe pagar por su crimen, pero hay que tener en cuenta que muchos Jonathan, están naciendo, están creciendo en nuestras comunidades, son nuestros compañeros de estudio, son hijos de nuestros compañeros de trabajo, son nuestros hijos. Quien esta haciendo algo porque ellos no vayan a parar a la cárcel, como Jonathan. En primer instancia los padres, en segundo caso el Estado y en tercer lugar la sociedad.

Si estos niños o jóvenes no son protegidos hoy. Mañana otra madre llorará por la perdida de un hijo, por la libertad de su pequeño. Si no veamos a nuestro alrededor la violencia se ha agudizado en las últimas horas, y no creo que Jonathan haya sido el motor para aumentar la fuerza de este monstruo que cada día devora vidas inocentes, como la de Carlos. La violencia esta presente y lista como el cazador ante la presa.

Y a los medios recordarles quizás sólo una cosa, que la violencia no se ha incrementado desde la llegada de este gobierno. La violencia es como un demonio interno de la sociedad, que ha estado vigente año con año, robando vidas, no sigamos viendo el problema desde la óptica política sino integral, de lo contrario no se alcanzarán resultados efectivos. La violencia es un cáncer no dejemos que acabe de podrir nuestra sociedad.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
  1. Anonimo
    marzo 17, 2010 en 12:05 pm

    Que barbaro, solo te falto decir que el pobre estudiante del INFRAMEN que termino muerto tuvo la culpa, hay una realidad que esta saltando a la vista, nunca antes en nuestro pais estos indices de criminalidad despuntaron tanto, estamos a punto de desvancar a Irak en terminos de violencia y cuales son las acciones tomadas por el gobierno? hasta este momento ninguna, definitivamente debemos dejar de criticar y decir que es herencia del pasado y comenzar a aceptar una realidad latente y frustante que a lo unico que nos debe incentivar es a exigir que se tomen cartas en el asunto y sacar a El Salvador de la gran y nunca antes vista crisis de violencia que vive.

  2. fernando
    marzo 18, 2010 en 12:40 am

    bueno primero quiero decirle que su pagina esta muy buena espero que se mantenga con este mismo esquema de poder expresar lo que esta pasando
    con respecto al tema mi opinión sobre el asesinato del joven del inframen es algo que no es primera vez que pasa esto viene pasando desde los 90 ese enfrentamiento iti inframen y yo lo viví en mi tiempo y también pude ser testigo de crímenes muy parecidos a estos yo se que pocas veces la gente lo puede ver en fotografía pero la verdad es que ya son muchos años que pasan cosas a similares es verdad que la delincuencia a crecido pero ahora yo me pregunto si esto viene pasando muchos años que los jóvenes no tienen valores pensemos que han hecho estos gobiernos areneros por crear valores en nuestra juventud si hacemos cuenta la edad de estos muchachos es el tiempo que se termino la guerra quiere decir que ellos son os hijos de la post guerra y los hijos de los gobiernos areneros al final estos muchachos solo son victimas de un sistema que jamás se preocupo por una sociedad de jóvenes que tuvieran respeto y valores ahora creo que ellos solo son victimas que igual uno pago con su muerte el otro lo pagara con la cárcel y si unos dirán muy poco pero díganme la delincuencia no se terminan con mil años de cárcel se terminara cuando de verdad tengamos un gobierno que trabaje para los pobres y que termine con esta desigualdad que lastimosamente ha creado jóvenes resentidos que perdieron el amor por que jamás pudieron conocerlo si sus padres o se fueron del país o trabajan todo el día para darles aun que sea un techo para dormir ahora lo único que nos queda es aquello que tenemos la oportunidad y que por lo menos crecimos en un hogar sin violencia tratemos de ayudar a estos jóvenes y tratar de cambiar esta sociedad y volverla a reinventar

  3. martin
    marzo 21, 2010 en 10:28 pm

    la verdad es una lastima que todo el mundo en este pais tenga una estupida bandera ya sea de arena o del frente… eso es una actitud mediocre impulsada por los medios de comunicacion que en su gran mayoria son lametraseros de una de las dos partes. cual es el problema en reconocer que uno u otro se han equivocado o han acertado, no, lo que pasa es que no tienen suficiente caracter como para no dejarse llevar por personas torpes y favorecedoras que estan en los medios a causa de favores, si algo esta bien esta bien, si esta mal esta mal, no importa de donde venga… es una verguenza que hayan dos partidos disputandose el poder y dos sectores en conflicto a causa de la estupidez de seguir partidos politico como que fueran equipos de futbol.nadie eta diciendo que perdonen al que aesino, por mi que haya pena de muerte, pero no e puede ser tan simplita en una situacion tan complicada, dejen de politizar la violencia, que es herencia, que el nuevo gobierno no hace nada, yo no veo ideas, solo tendencias.

  4. martin
    marzo 21, 2010 en 10:41 pm

    la verdad es una lastima que todo el mundo en este pais tenga una estupida bandera ya sea de arena o del frente… eso es una actitud mediocre impulsada por los medios de comunicacion que en su gran mayoria son lametraseros de una de las dos partes. cual es el problema en reconocer que uno u otro se han equivocado o han acertado, no, lo que pasa es que no tienen suficiente caracter como para no dejarse llevar por personas torpes y favorecedoras que estan en los medios a causa de favores, si algo esta bien esta bien, si esta mal esta mal, no importa de donde venga… es una verguenza que hayan dos partidos disputandose el poder y dos sectores de la poblacion en conflicto a causa de la estupidez de seguir partidos politico como que fueran equipos de futbol.nadie esta diciendo que perdonen al asesino, debe caerle todo el peso de la ley y pagar por lo que hizo, pero no se puede ser tan simplista en una situacion tan complicada, dejen de politizar la violencia, que es herencia de gobiernos anteriores, que el nuevo gobierno no hace nada,hay que aportar en serio y eso no ayuda en nada, yo no veo ideas, solo tendencias.

  5. Angel
    marzo 22, 2010 en 1:52 pm

    A la persona anonimo. Quizas no vivis en el pais de hace un tiempo. Pero lo que el periodista dice es la verdad. La violencia no es de ayer o del año pasado. Esta violencia viene desde hace 10 años como minimo. La diferencia es que ahora se ha captado en tiempo real. Exactamente cuando sucedia y la verdad Jonathans y Carlos hay a cada minuto que pasa desde hace mucho tiempo. Y la razon es ese odio como el que se lee en tus palabras que solo piden solucion sin querer aportar nada. La sociedad necesita limpiarse de solo pensar que la solucion es la bofetada o las palabras insultantes. Se debe de trabajar desde lo basico, la familia. El gobierno y la sociedad por ser formados por la familia entonces servir de escalera para conseguir una mejor integracion nacional. Olvidarnos de colores politicos totalmente. Y abogar por una union bajo el azul y blanco de la bandera salvadoreña. Ahora lastimosamente esto no va cambiar de la noche a la mañana, tomara tiempo pero hay que hacer ese sacrifio por los pequeños que van creciendo.

  1. marzo 16, 2010 en 6:40 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: