Inicio > Nacionales > Alto costo de la vida, principal deuda: Raúl Moreno

Alto costo de la vida, principal deuda: Raúl Moreno


Economista Raúl Moreno. Foto Juan Carlos Villafranco

Por Daniel Trujillo.

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

No hay donde perderse. La principal deuda de este gobierno durante estos 365 días de gestión es no haber disminuido el alto costo de la vida, aseguró el economista y analista de FESPAD, Raúl Moreno.

Aunque no se tiene una Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples de 2009, donde se mida con mayor certeza el nivel empobrecimiento de la sociedad, Moreno infiere que el bolsillo de la ciudadanía todavía sufre cuando de comprar comida y pagar los servicios como agua, energía eléctrica, entre otros.

El economista sostuvo que el actual salario mínimo de la zona rural es de $97, cantidad mínima para costear la canasta básica de ese sector, que es de $103.

Situación parecida existe en la zona urbana. El salario mínimo urbano es de $208, y, la canasta básica correspondiente es de $167.

Lo que queda del dinero, luego de comprar ambas canastas, es insuficiente para cubrir el resto de necesidades de la familia promedio, como el pago de servicios, explicó el investigador de FESPAD.
La canasta básica sólo incluye los alimentos que contienen los requerimientos mínimos nutricionales que la persona necesita para vivir.

“Al año no hay una sola política pública orientada a aliviar el encarecimiento del coste de la vida que, sigue siendo, uno de los principales problemas que las familias reconocen como afectación actual”, subrayó Moreno.

Agregó que no se impulsó un ajuste salarial, ya que el salario mínimo vigente todavía es de la revisión del anterior gobierno.

Tampoco se tomaron medidas concretas para regular los precios de bienes y servicios que consumen la mayoría de la gente, aseguró el economista.

“Tomando en cuenta el coste de la vida de las familias salvadoreñas, no hay una medida que diferencie al gobierno de Mauricio Funes del gobierno de Saca”, manifestó el también catedrático de la Universidad de El Salvador (UES).

¿Cuál debería de haber sido la política de ese rubro en este año? La regulación del Estado en el precio de los alimentos y los derivados de los petróleos, respondió Moreno.

Esa situación no es sostenible financieramente en el tiempo.
El camino del endeudamiento está llegando a un tope.
No vamos a poder seguir transitando por el camino del endeudamiento
para zanjar el gasto público”

El investigador afirmó que programas como la entrega de los paquetes escolares, y de la pensión básica, así como la extensión de Comunidades Solidarias son medidas buenas, pero, “solo buscan compensar los impactos negativos de la crisis y del agotamiento del modelo neoliberal, pero, no resuelve la situación de empobrecimiento sistemático”.

“No hay medidas estructurales para resolverlo. Hay diferencias más formales (entre este gobierno y el anterior) como la transparencia y lo social, sin embargo, se da uno cuenta que, en lo concreto, desde las medidas económicas, no hay cambios significativos”, remató el investigador de FESPAD.

Agujero fiscal y deuda
Lo crítico durante este año de gobierno del Presidente Funes es la parte fiscal. Moreno reconoce que la administración de Elías Antonio Saca dejó en quiebra al Estado con un agujero fiscal que supera los un mil 200 millones de dólares.

“Es imposible en un año aliviar esa pesada carga, esa herencia difícil que asume este nuevo gobierno”, dijo el economista.

Moreno vio una señal de cambio cuando se anunció la reforma fiscal, que tenía como propósito cerrar los portillos a la evasión y elusión fiscal, a través de mecanismos jurídicos que llevaban al establecimiento de tribunales para perseguir estos tipos de delito.

Sin embargo, el experto aseguró que “el anuncio de cambio se fue diluyendo” y se convirtió en una reforma frustrada, que al final se transformó en un “conato de reforma fiscal”, porque ya no recaudaría los $250 millones estimados en un principio, sino $175 millones.

Moreno aseguró que esto se debió a la presión de la empresa privada, porque “siguen manteniendo su misma actitud histórica, de no sacrificarse y no asumir su responsabilidad social de tributar”.
También le preocupa el nivel de deuda que tiene el país. El economista aseguró que la relación de la deuda total del país, que incluye las deudas pública, provisional y privada, “supera con creces” el 115% del PIB para el 2010.

“Esa situación no es sostenible financieramente en el tiempo. El camino del endeudamiento está llegando a un tope. No vamos a poder seguir transitando por el camino del endeudamiento para zanjar el gasto público”, reflexionó el economista respecto a los préstamos de más de $500 millones que el gobierno adquirió para financiar proyectos sociales y refuerzo presupuestario.

Incremento de impuestos
Para superar este defecto, Moreno plantea como necesidad un incremento de impuestos, pero dentro de un pacto fiscal que se caracterice en que el sector económico que tiene la mayor cantidad de ingresos tribute más, en beneficio del que tiene la menor cantidad de ingresos.

“No basta con incrementar las tasas de los impuestos que graven las rentas o los ingresos, sino, que hay que volver a establecer impuestos que graven las riquezas y el patrimonio de las personas que tienen más ingresos”, destacó el catedrático universitario.

Luego, el economista agregó: “el gobierno de Funes debería de decantarse, desde su opción preferencial por lo pobres, no por cargarle el IVA a los productos que consumen la mayor parte del pueblo salvadoreño. Debería de revisarse la tabla de impuestos sobre la renta y, en la tabla de este impuesto, subirle la tasa a los tramos de ingresos más altos, además, de establecer el impuesto al patrimonio”.

Generación de empleo
La “Fábrica de Empleo” fue una de las promesas de campaña más ambiciosas del ahora Presidente de la República, sin embargo, aún no existe recuperación significativa de los trabajos.

Moreno indicó que para generar empleo se tiene que reestructurar el aparato productivo del país, cosa que no se logra en ni en uno, ni en cinco años; aunque, sí sentar algunas bases.

“¿Cómo se genera una fábrica de empleo? Desarrollando las capacidades productivas, que no es fácil; mejorar las capacidades competitivas del país; haciendo políticas sectoriales para la reactivación de los sectores estratégicos”, explicó el economista.

A un año del gobierno de Funes, Moreno aseguró que el cambio se notará hasta modificar la estrategia gubernamental frente al modelo neoliberal, porque este no es capaz de generar oportunidades.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: