Inicio > Articulo Especial, Editorial, Nacionales > Análisis económico del primer año de gobierno de Mauricio Funes en El Salvador

Análisis económico del primer año de gobierno de Mauricio Funes en El Salvador


Por Saúl Díaz Ortiz.(*)

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Este martes 1 de junio se cumple el primer año de gobierno del presidente Mauricio Funes en El Salvador, además también se convierte en el primer año del FMLN como partido político oficialista, hito histórico para este país por ser este un partido de izquierda.

En este sentido, es justo y necesario realizar una evaluación de la labor que el presidente y su equipo de Gobierno han realizado hasta este momento. Me enfocaré dentro de esta evaluación en temas económicos, sin embargo ya que la economía es una ciencia que estudia fenómenos con raíces de diversa índole, trataré de diversificar mi enfoque lo más que pueda.

El presente artículo analizará cuatro grandes rubros de la coyuntura nacional: 1) Economía interna, 2) Economía externa, 3) Sector fiscal, y 4) Situación social. Dentro de cada uno de estos rubros se mencionaran algunas políticas públicas ejecutadas hasta el momento, las cuales servirán de punto de comparación con los indicadores económicos relacionados (todos obtenidos del Banco Central de Reserva, a menos que se mencione de otra manera).

1. Economía interna

El Índice de Actividad Económica (IVAE), el cual es un reflejo de la agilidad que posee la economía, tuvo en febrero una contracción de 1.2%  con respecto al mismo mes del año anterior. Aunque esto significa una disminución mucho menor de la que se tuvo en febrero 2009 comparado con febrero 2008 (-7.7%), aún representa un bajo nivel de actividad económica nacional. Dentro de este indicador, dos de los principales sectores económicos que presentan una alta disminución en su actividad son: construcción (-3.6%) y comercio, restaurantes y hoteles (-2.6%).

En cuanto a niveles de empleo, de acuerdo a las estadísticas de cotizantes del ISSS, hasta enero de 2010 se han perdido aproximadamente 17,000 empleos comparado con el mismo mes de 2009.

En relación a la tasa de inflación, para marzo esta se encontraba en 0.88% rompiendo la tendencia de deflación o tasa de inflación negativa que se había tenido durante prácticamente todo el 2009. Esto podría ser aprovechado si se logra tener crecimiento económico positivo ya que se tendría una inflación bastante baja.

Los indicadores anteriores aunque presentan ciertos aspectos positivos, ya que no se están obteniendo tasas tan negativas como en 2009, siguen demostrando la situación de recesión que posee la economía salvadoreña en la actualidad.

Para este rubro de análisis, la mayor promesa del presente Gobierno fue el Plan global Anti Crisis (PAC), presentado muy pocos días después de la toma de posesión. El PAC buscaba generar 100,000 empleos temporales a través de la construcción de diversas obras públicas, entrega gratuita de útiles y uniformes escolares, pensión de US$50.00 mensuales a 42,000 adultos de la tercera edad, instalación del Consejo Económico y Social, construcción de 25,000 viviendas de interés social, entre otros.

De todos los elementos del PAC, los que han tenido resultados parciales son: entrega gratuita de uniformes y útiles escolares, el cual fue una gran idea pero con mala preparación y logística, ya que hasta ahora no se han entregado la totalidad de los dos uniformes para el presente año escolar; pensión para adultos de la tercera edad, la cual en la actualidad solo ha beneficiado a más de 6,530 personas (13% de lo prometido); y el Consejo Económico y Social fue instalado pero no ha tenido los resultados esperados ya que ha tenido un gran deserción de elementos representativos de la sociedad civil.

En cuanto a la creación de 100,000 empleos temporales y 25,000 viviendas de interés social, no se han visto resultados significativos. De las 25,000 viviendas prometidas se han construido en la actualidad únicamente 163 y es peor en el caso de los empleos temporales, ya que no se contabiliza ningún resultado (en este último elemento hay que tomar en cuenta que es hasta hace poco que se obtuvo financiamiento para la construcción de obras como el hospital de maternidad y el boulevard Diego de Holguín, las cuales desde el principio fueron planteadas como la fuente para dichos empleos temporales).

2. Economía externa

Las exportaciones tuvieron un aumento de 12% hasta el primer trimestre del 2010, cifra considerable si se toma en cuenta que para el mismo periodo del año pasado las exportaciones habían disminuido en 6.3%.

Las exportaciones tradicionales, no tradicionales y de maquila, aportaron al crecimiento mencionado con incrementos de 31.1%, 15.1% y 2% respectivamente. El destino con el mayor crecimiento fue la región centroamericana, lo que denota una recuperación del poder adquisitivo de los países vecinos.

En cuanto a las importaciones, estas también aumentaron en un 12.8% con respecto al primer trimestre de 2009. La importación de bienes de consumo e intermedios (utilizados para la producción de diversa índole en el territorio nacional), pudieron vencer la tendencia la baja que poseían el año pasado, llegando a crecer en 5.1% y 28.1% respectivamente. Sin embargo, la importación de bienes de capital (fuente de recursos de la inversión privada nacional) obtuvieron un decrecimiento de 8.8% con el respecto al primer trimestre de 2009, lo cual denota un situación bastante desfavorable para la inversión privada salvadoreña.

En cuanto al nivel de remesas recibidas durante el primer trimestre del 2010 (las cuales representan un pilar para el consumo nacional), estas aumentaron un leve 0.6% y aun no permite revertir la tremenda caída que tuvieron durante todo el 2009.

Dentro de este rubro, el Gobierno actual aún sigue trabajando y hasta el momento ha tomado medidas acertadas que las pasadas administraciones nunca tuvieron la intención de realizar: la eliminación del subsidio a la exportación llamado Draw-Back y la promesa pública de iniciar el proceso de eliminación de incentivos fiscales brindados en las zonas francas. En la actualidad, se está negociando una nueva política de promoción a las exportaciones que, de acuerdo a declaraciones oficiales,  estará basada en instrumentos acordes a las normas de la Organización Mundial del Comercio. Aunque de esta política se sabe muy poco, se espera que entre en vigencia en 2011 y en lo personal esperaría que antes de finalizar el tercer trimestre del presente año se pueda saber a fondo todos los detalles de la misma.

Además de lo anterior, se protagonizó una fuerte negociación en donde se pudieron obtener resultados razonables para la implementación del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. Este proceso se llevo con mucha más transparencia comparado con negociaciones de Tratados de Libre Comercio llevados a cabo por anteriores administraciones.

A pesar de lo anterior, los resultados positivos que se han obtenido en el sector externo del país se debe mucho más a la recuperación económica que están teniendo nuestros principales socios comerciales (Estados Unidos y la región centroamericana), que a meritos propios ya que como se menciono anteriormente las exportaciones e importaciones aumentan, sin embargo el IVAE y las importaciones de bienes de capital muestran que aun nos encontramos en situación de fragilidad económica interna.

3. Sector fiscal

De acuerdo al Ministerio de Hacienda, los ingresos tributarios entre enero y abril del 2010 representaron un aumento considerable del 6% con respecto al mismo periodo del 2009. Sin embargo, varios rubros de esto ingresos siguen denotando el bajo poder adquisitivo de la población en general, ya que las declaraciones del IVA siguen disminuyendo (en esta ocasión 3.2%) y el pago a cuenta del Impuesto Sobre la Renta también continuo decayendo en el periodo mencionado (-5.6%).

Una mejora importante dentro de este rubro es que hasta el mes de marzo, se pudo obtener un ahorro corriente (diferencia entre los ingresos y gastos corrientes) del Sector Público No Financiero (SPNF) de US$8.1 millones, comparado con un desahorro de US$44.6 millones durante el mismo periodo del 2009. Esto se debe al aumento en ingresos corrientes y a la disminución obtenida en los gastos corrientes del SPNF.

El déficit fiscal (incluyendo donaciones), obtenido para el primer trimestre del 2010 es de US$129.3 millones, lo cual representa una disminución del 19.8% comparado con el mismo periodo de 2009.

Por otro lado, es preocupante la tendencia que la deuda pública está tomando en la actualidad. Hasta el mes de marzo, el SPNF poseía una deuda 13.88% mayor que el mismo mes del año pasado. Se estima, que la deuda del SPNF ronde el 53% del PIB al cerrar el 2010, esto con los modestos niveles de ingresos tributarios y crecimiento económico previsto para los próximos años, pone en riesgo la estabilidad macroeconómica del país.

En concepto de políticas públicas, el Gobierno actual impulsó en enero pasado una reforma tributaria que aumentó tasas de impuestos existentes y creo nuevos tributos con el objetivo de generar mayores ingresos tributarios. Hasta el momento ha generado resultados positivos con crecimiento de los ingresos, sin embargo se puede denotar que la población aún posee un bajo poder adquisitivo y que las empresas están sintiendo el impacto de este hecho. La reforma tributaria implementada, no es ni por cerca la respuesta integral al problema de la baja recaudación fiscal del Estado y hasta el momento no se ha visto intención de realizar más acciones para alcanzar el promedio latinoamericano de carga tributaria (ingresos tributarios sobre PIB).

Tratando de compensar la falta de ingresos, el Gobierno ha emprendido una política de deuda potencialmente peligrosa que debe tener un pronto fin, ya que de lo contrario los niveles de deuda pública alcanzaran niveles insostenibles y generarían problemas mucho más graves de los que se viven en la actualidad.

4. Situación social

La inseguridad ciudadana que se vive actualmente es uno de los principales problemas que ha tenido el actual Gobierno y es además donde más ha demostrado ser ineficaz e ineficiente. La tasa de homicidios por cada cien mil habitantes pasó de ser 51.9 en 2008 a 70.6 en 2009 y durante el primer trimestre de 2010 se han registrado 1,073 homicidios, representando un aumento del 1.32% con respecto al mismo periodo del 2009.

Como lo mencione en un artículo anterior, la seguridad ciudadana no puede verse como un tema aislado, puesto que posee fuertes interrelaciones con el desarrollo económico y social del país. En relación a esto, la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) resalta en su más reciente informe trimestral de coyuntura que el principal causante del atraso en el crecimiento nacional es el alto nivel de delincuencia, dejando relegado a un segundo lugar la incertidumbre política y económica. De hecho, la misma encuesta menciona que más de la cuarta parte de las empresas entrevistadas ha sufrido directamente algún tipo de delito.

En este componente, el gabinete de gobierno actual ha realizado pobres acciones y no se presenta con ninguna claridad la solución razonable a esta problemática. La acción más importante en el rubro ha sido el acompañamiento que la Fuerza Armada ha hecho a la Policía Nacional Civil en lugares de alta peligrosidad. Esto no ha tenido resultados considerables y a estas alturas el Ministerio de Seguridad y Justicia no ha presentado oficialmente ninguna estrategia para combatir la delincuencia.

Conclusiones.

Debe enmarcarse muy bien la llegada del actual Gobierno al poder, ninguna de las cuatro pasadas administraciones tuvo las dificultades económicas con las que ha tenido que enfrentarse Mauricio Funes y su equipo. A pesar de esto, en épocas de crisis es cuando más se demandan acciones y hechos contundentes, en este sentido, el presidente de la República debió haber tomado desde el principio la decisión de establecer prioridades y colocar a las personas indicadas en cada uno de los ministerios de su gabinete.

El presidente Funes, ha tomado pasos muy pequeños para solventar los mayores problemas económicos y sociales del país, hasta el momento posee más deudas que resultados, ya que aún no se posee ni siquiera un plan de acción que demarque el camino a seguir (el Plan Quinquenal sigue en promesa a un año de la toma de posesión), la transparencia no está bajo ninguna circunstancia garantizada dentro del Gobierno de Funes (la ley de transparencia no avanza y cada día que pasa parece ser que debilita más), la reforma fiscal integral se ha quedado hasta el momento en el paso inicial y no se observan intenciones de proseguir con el largo proceso que un pacto fiscal puede tener, entre muchos otro elementos.

Con una quinta parte de su mandato terminada, Mauricio Funes y su equipo solo han brindado respuestas parciales a las problemáticas del país. La recuperación económica está cerca, pero si esta no es aprovechada con políticas públicas inteligentes, bien diseñadas, con un plan de implementación lógico y razonable, y con un sistema de evaluación fuerte; es muy posible que en los cuatro años subsiguientes el balance de la gestión del presidente siga siendo negativo.

(*) Economista Colaborador del Observador Juvenil.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: