Inicio > Articulo Especial, Colaboradores, Ecologia, Internacionales, Nacionales > Frente a los fenómenos naturales

Frente a los fenómenos naturales


Por Iván Escobar y Juan José Morales.(*)

Observador Juvenil/Kaos en la Red.

Una sociedad bien organizada es un aporte más que un estorbo”: Ana María Miralles.

La necesidad de una sociedad informada y, sobre todo, con profesionales de la prensa que sean conscientes de la importancia de prevención ante los desastres naturales, son los objetivos que toda sociedad vulnerable debe tener claro, antes de impulsar políticas preventivas.
Esta es la conclusión general a la que llega la periodista y académica colombiana, Ana María Miralles, quien dictó semanas atrás en El Salvador el Taller “Medios de Comunicación en la Prevención de Desastres”, en el que abordó los avances y retos de la prensa, del periodismo, y la importancia de incluir a la gente al momento de construir políticas de prevención ante estos fenómenos.
Aprovechando su visita, compartimos hoy algo de la conversación sostenida con esta mujer, quien además desde hace una década impulsa el proyecto
Voces Ciudadanas, y considera oportuno darle más espacio a la ciudadanía para no continuar siendo apagafuegos, sin políticas permanentes de prevención.
Además apunta a la  necesidad de hacer un periodismo más profundo, que vaya a los orígenes del por qué se dan los desastres y no ver de forma superficial o coyuntural las causas de estos.

– En primer lugar, ¿cuál es su valoración sobre los retos que enfrentan en este tema de manejo de prevención de desastres, los medios de comunicación y los periodistas?
El principal reto es de concepción. O sea de cambiar las nociones clásicas y tradicionales que tenemos sobre el tema en el periodismo. Si nos ponemos a ver esto ha sido un asunto muy marginal en las facultades de comunicaciones, hay poco trabajo formativo en el tema  de la gestión de riesgo,  sobre cuál es el papel que juegan los medios y la comunicación en el entorno de sociedades vulnerables y de riesgo. Y también, no es  muy propicia en la sala de redacción para atender de otra manera este tema de la gestión de riesgo, o sea todo indica se quiere mantener esa mirada clásica, que se fija sólo en la emergencia y no en la cultura de la prevención.  Aparte del reto de cambiar la visión, por entender estos temas de la vulnerabilidad y desastres como problemas no resueltos del desarrollo, el reto más duro es el tema de los poderes económicos y políticos que sintonizan con las ideas de los directores y propietarios de medios de comunicación, que finalmente viene siendo una misma élite que comparten esos modelos de desarrollo, no es sólo que sean los anunciantes estas empresas que son las que avalan estos modelos de desarrollo, y no es que son como depredadores de la naturaleza sino que hay unas sintonías naturales; los directores no ven con buenos ojos la denuncia. No depende sólo del cambio de voluntad y la visión del periodista sino que tienen que enfrentarse políticamente a sus propios directores o generar otro tipo de comunicación extra mediática, para hacer el trabajo que se requiere en una sociedad democrática, que incorpore el tema de los miedos y los riesgos de una manera diferente.

– ¿Considera que el periodista está preparado para enfrentar estos miedos y peligros? ¿O es una cuestión de convicción personal del periodista para enarbolar una idea que emancipe esta clase de reivindicaciones colectivas?
Sí. Creo en esas voluntades individuales, que pueden producir algunos hechos pequeños, pero es como una tenaza entre facultades de comunicación, gente que estamos en el campo trabajando, investigando y los propios periodistas. Un movimiento más de tipo colectivo de cambio de paradigmas. Hoy con Internet hay una ventaja, permite tematizar cosas que por los medios tradicionales no circulan, tenemos que usar más nuestros blogs, crear nuestros blogs como periodistas, plantear que no es desde los mismo lugares en que siempre hemos hablado desde los que se puede afrontar el tema. Pero debe ser un movimiento más colectivo, hay que empezar a producir textos, investigaciones que muestren las buenas prácticas y buenos resultados de otros manejos diferentes. Que vaya, indague más, no la noticia en caliente, sino ver qué ha pasado, en ese seguimiento de asuntos que han sido tan importantes de los cuales podríamos aprender. Los académicos escribiendo sobre estos nuevos paradigmas, los periodistas ensayando con pruebas pilotos, relacionándose de otra manera con la comunidad, reflexionando, proponiendo en congresos, etc. es todo un movimiento escalonado de opinión pública que no corresponde sólo a quienes están en ejercicio periodístico sino que vincule a miembros de la sociedad civil, ha expertos que vienen asqueados del manejo terminológico, demasiado técnico; entre todos ir planteando ese cambio de paradigma.

– ¿Cómo el periodista puede volverse menos coyunturalista y saber entender la necesidad de regresar a las causas originales de los problemas? El caso de las emergencias recientes…
Debe haber capacitación tanto formal como informal. Evidentemente aquí hay un vacío de conocimiento, de qué es lo que produce cierto tipo de fenómenos naturales y que hace que algunos de ellos se conviertan en verdaderos desastres. También falta investigación de tipo técnico. Conocer los mapas de riesgo de los respectivos países y de ahí acercarse al tema, yo haría lectura de esto desde la teoría social,  las sociedades del riesgo ¿qué son? Se supone que nos han definido como sociedades del riesgo, pero ¿qué es esto? Para quitar esa mirada ingenua hay un problema con la mirada periodística, la cual es muy plana. Va a los hechos, entrevista, etc. Ahora que está de moda la tercera dimensión lo que necesitamos es darle volumen a esa información… le damos volumen, interrogándonos por las inundaciones, analicemos el fenómeno, busquemos expertos pero también otras miradas y hagamos lecturas sobre eso, se producen cada cuanto, su origen, históricamente ¿cuáles han sido tragedias? ¿cuáles no?; ¿cuál ha sido la diferencia entre unas y otras?, y con todo un bagaje comenzar a mirar los hechos de actualidad. Quien está interesado en el tema puede ir armando su propio banco bibliográfico y ver el tema de otra manera con elementos técnicos que son ineludibles, pero con la teoría y la ciencia social que explica los intereses de esos actores, por qué son resistentes a ese cambio que todos vemos como evidente y en esa medida ver cómo nos podemos apertrechar de nuevos elementos desde la mirada periodística, como ciencia. Recuérdense actores, discursos y prácticas, y las incoherencias que hay de una a la otra. O sea ¿cómo puede haber un discurso que contradice las prácticas de sus actores y revelar eso?, es lo que uno espera uno de los periodistas. Unos dicen que son conservadores del Medio Ambiente pero en la práctica hacen lo contrario…y mostrar esto como periodista sería impresionante para la ciudadanía.

– Pero hay periodistas que tienden a aumentar la mitificación de la realidad basada en el miedo…
Sí, y de forma muy fuerte…

– ¿Y cómo de alguna otra forma esa especie de caos que generan los periodistas o determinados tratamientos informativos tiene que eliminarse para generar en la población esa conciencia y necesidad urgente de que también no esperen desde arriba sino construir su propio significado?
Si, claro. El mito se instala por la falta de conocimiento. La gente compra muy fácil las ideas. Es así que vienen expertos organizan seminarios sobre el miedo, sobre el riesgo, sobre no sé qué y lo cubrimos. Los sectores comienzan a bombardear con el mismo cuento, entonces se compra muy fácilmente esa forma de ver, y el tabú se disuelve cuando uno va al fondo, a estudiar los problemas. Hay científicos que son pagados. Lo que pasó con el Infosato en Colombia que era para erradicar la mata de Coca se presentó como una solución; hay científicos que plantearon que no era malo para la salud, pero universidades locales encontraron efectos nocivos y testimonios de la gente, apuntando que sí era nocivo.
En esos casos los periodistas tenemos que desmitificar y ventilar esos temas públicamente.

– Entonces a su juicio ¿ya se ha avanzado en el tema de la conciencia entre los periodistas o falta mucho por avanzar?
Hace falta avanzar, pero obviamente hay más conciencia. No sólo en los periodistas sino en la ciudadanía, y por esa vía los periodistas se vuelven más conscientes en la importancia de ese tema. Esto no ha surgido gratuitamente, que la ciudadanía ahora sea más consciente del tema del Medio Ambiente ¿de dónde viene? Indudablemente los periodistas han colocado el tema, hoy estamos mejor que antes. Gente emblemática a nivel internacional ha planteado la necesidad de abordar el tema colectivamente. Pero igual, nos falta mucho avanzar en cuanto a estrategias de cobertura periodística, enfoques, el tema de desarrollo sostenible, que sólo es defendido por unos pocos y negado por aquellos que no están interesados en que ese paradigma del desarrollo capitalista y salvaje cambie.

– Indudablemente el acercamiento a la ciudadanía y la sociedad en general, es fundamental en el desarrollo de un trabajo periodístico más integral y encaminado a la prevención.
Por supuesto. Hay unos saberes ciudadanos que se están desperdiciando, que son conocedores de su zona, del comportamiento de los animales y de la naturaleza. No son escuchados ni por las autoridades ni por los periodistas, mucho menos por otros conciudadanos, ahí la ciudadanía es clave porque además es un capital social, en situación de prevención o emergencia una sociedad bien organizada es un aporte, más que un estorbo. Cualquier cultura de prevención no se instala si no cuenta con la ciudadanía. Hay campañas del VIH, de no embarazarse en la adolescencia que no han funcionado, y les han metido toda la plata del mundo, son campañas que se construyeron a espaldas de las expectativas y de las demandas de los ciudadanos, entonces cada vez más se impone la idea de que no haga campañas desde afuera para orientar comportamientos de otros sino que construyan lógicas distintas con ellos, desde ellos y para ellos.

(*) Iván Escobar es Periodista Colaborador del Observador Juvenil.

Más Articulos de Iván Escobar


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: